CC OO califica de "emergencia" el aumento de casos de autolesiones en institutos de Madrid

Unos alumnos atendiendo en la escuela.
Unos alumnos durante una clase en un instituto.
Rosa González
Unos alumnos atendiendo en la escuela.

Los institutos de la Comunidad de Madrid han abierto más de 2.100 protocolos ante los casos de conductas autolíticas en lo que va de curso, según los datos que ha presentado este lunes Comisiones Obreras (CC OO) en un informe sobre la salud mental en la educación elaborado por la Fundación 1º de Mayo. Desde el sindicato proponen a la Consejería de Educación, Ciencia y Universidades poner en marcha un plan integral para atender la salud mental de los alumnos de secundaria y bachillerato, con la contratación de más psicólogos. 

"Hay institutos con 18, 19 y hasta 20 protocolos abiertos, con una media de 7 protocolos abiertos por centro", ha expuesto la secretaria general de la Federación de Enseñanza de CC OO Madrid, Isabel Galvín. El sindicato considera que esta "emergecnia sanitaria" se ha convertido en una "emergencia educativa" y cuestiona que los centros de enseñanza solo cuenten con un protocolo y una guía de actuación. "Terminamos el curso pasado con algo más de 1.800 protocolos abiertos, y según los datos que nos facilitan apenas se han cerrado el 10%", ha aclarado Galvín.

Los casos presentados hacen referencia a las conductas autolíticas o autolesiones que se provocan los estudiantes. Esta conducta se relaciona con cortes poco profundos en la piel, pero puede abarcar otras modalidades como quemaduras, mordeduras, roces, o golpe. Galvín considera que esto solo es una pequeña muestra del estado de la salud mental de los jóvenes, que "también queda reflejada en el protocolo de adicciones, en el de acoso, en los expedientes disciplinarios y en otras situaciones para las que no hay protocolo como la ansiedad, las depresiones, la desmotivación, el abandono, el absentismo, o la objeción escolar", ha matizado.

Además, desde que el curso inició hace tres meses, el sindicato ha contabilizado unas 5.000 consultas por parte del profesorado y personal educativo que "sienten ansiedad e incapacidad a la hora de atender lo que se les exige",  ha detallado la secretaria general. "Los profesionales están absolutamente desarmados y en muchos casos se sienten absolutamente abandonados", ha denunciado Galvín, quien ha alertado de que en ocasiones estos problemas derivan en casos de violencia contra los docentes, sin ningún protocolo concreto para estas situaciones.

Desde CC OO proponen a la Consejería de Educación, Ciencia y universidades un plan integral para atender la salud mental en las aulas que contemple la contratación de 150 psicólogos educativos adscritos a las direcciones de área en un número proporcional al número de centros, al de alumnado y al número de protocolos abiertos. "Estos profesionales serán los encargados del diagnóstico, la valoración de la gravedad y el riesgo, así como del seguimiento y la atención directa al alumnado, en coordinación con los servicios sanitarios", ha detalla Galvín.

Además, la idea contempla introducir la figura del profesor de servicios a la Comunidad para ejercer la figura de coordinación del bienestar que recoge la Ley de Protección Integral a la Infancia y Adolescencia frente a la Violencia, lo que implicaría disponer de un total de 300 profesionales de este perfil. El coste de implementar este plan sería de 23,6 millones de euros y beneficiaria a unos 160.000 alumnos de secundaria y 57.000 de bachillerato, según las estimaciones del sindicato.

La situación que recoge el informe no es exclusiva en la Comunidad de Madrid y se da en todo el territorio nacional. Por ello, desde CC OO piden al Ministerio de Educación y Formación Profesional ponga en marcha un plan integral para la salud mental del alumnado y del profesorado que esté dotado de la financiación suficiente y cuyos fondos sean finalistas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento