El Gobierno exige a Francia frenar el saqueo de tomates y vino en la frontera y avisa de que "atenta" contra la libre circulación en la UE

Bodegueros franceses, echando a perder el envío de tomates en la frontera con España, este jueves.
Bodegueros franceses, echando a perder el envío de tomates en la frontera con España, este jueves.
Bodegueros franceses, echando a perder el envío de tomates en la frontera con España, este jueves.
Bodegueros franceses, echando a perder el envío de tomates en la frontera con España, este jueves.
EFE

Más de tres décadas después, las imágenes de agricultores franceses atacando los camiones españoles cargados de frutas y hortalizas cuando intentaban pasar la frontera han vuelto a repetirse este jueves. Si a principios de los 80 protestaban en contra de la entonces la inminente entrada de España en la UE, donde competiría con Francia por los fondos de la PAC, ahora culpan al vino español de contribuir a la crisis del sector en Francia, debido a las malas cosechas y a la inflación. 

Unos 500 viticultores han bloqueado una de las autopistas que unen Francia y España por Girona y han asaltado camiones españoles que transportaban tomates, vino y cava, que han tirado sobre la carretera. Por la mañana, los Ministerios de Agricultura y de Interior se han puesto en contacto con las autoridades francesas para pedirles que pongan freno a una acción que "perjudica" a los afectados y también "atenta" contra la libertad de circulación de mercancías en la UE. 

"El Gobierno condena estos actos, que atentan contra la libre circulación de mercancías en el seno de la Unión Europea y que perjudican los intereses de los afectados", han indicado esta mañana fuentes del Ministerio de Agricultura sobre unos incidentes que han requerido en la parte española de la frontera la intervención de los Mossos d'Esquadra para regular una alteración del tráfico que ha empezado a primera hora de la mañana y no se ha normalizado hasta pasadas las dos de la tarde.

Las gestiones del Gobierno con Francia han continuado durante todo el jueves a través de la embajada española en París y atribuye a las mismas que el paso fronterizo haya quedado abierto sobre las 15 horas y que no se hayan producido nuevos incidentes. "Tras los contactos habidos, el Gobierno espera y desea que tales actos ilegales no se vuelvan a producir", han indicado fuentes oficiales.

En Bruselas y al hilo de lo sucedido en la frontera entre España y Francia, los eurodiputados del PP Dolors Montserrat y Juan Ignacio Zoido pidieron a la Comisión Europea que "inste" a los países de la UE "a garantizar la libre circulación de mercancías con la protección necesaria", habida cuenta de que unos hechos en los que denuncian que "las fuerzas del orden, que se mantuvieron a distancia" no "intervinieron en ningún momento. A través de una pregunta parlamentaria, los populares también piden a la Comisión "evaluar el daño de estas acciones vandálicas al Mercado Interior" de la UE. 

La Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM) ha pedido a las autoridades españolas y francesas que hagan todas las gestiones que sean necesarias para que estos actos cesen y sus responsables "dejen de actuar con total impunidad”. Este colectivo ha recordado que sucesos como los de este jueves no son excepcionales. "No es la primera vez que las empresas y autónomos del transporte de mercancías por carretera sufren de manera totalmente injustificada este tipo de asaltos que ponen en peligro la seguridad de los conductores profesionales y, además, suponen importantes pérdidas para el sector”.

La Unión de Pequeños Agricultores (UPA) ha calificado de "intolerable e injusto" el "ataque a las producciones españolas por parte de agricultores franceses" y ha reprochado que "una vez más, las autoridades no han intervenido para evitar esta tropelía". Esta organización agraria ha exigido al Gobierno de España y de Francia que condenaran lo ocurrido, un mensaje que este jueves de momento solo había llegado por la parte española.

Detener las importaciones españolas

Unos 500 viticultores de los departamentos franceses de Aude y Pirineos Orientales han bloqueado el paso fronterizo con España de Le Perthus para "detener las importaciones españolas", según el llamamiento que ha lanzado a primera hora del día el presidente del Sindicato de Viticultores de Aude, Frédéric Rouanet, durante una reunión en Narbonne, en el departamento de Aube, donde los viticultores han discutido de nuevo sobre la crisis que atraviesan debido a las malas cosechas y a la inflación y el aumento de los costes de producción, que no se compensan después con los costes de venta de sus vinos. También culpan al vino a granel que llega desde España, se embotella en Francia para su posterior comercialización y que termina de componer lo que consideran un "cóctel explosivo" contra su actividad.

Después de esa reunión de la mañana, los viticultores se han desplazado a la autopista A9 para una acción que la prensa regional ha calificado de  "más espectacular", consistente en bloquear el peaje de Le Perthus y durante la cual se han asaltado camiones españoles que transportaban tomates, vino y cava, dejando imágenes que recuerdan a las de hace décadas, con cajas de tomates y de botellas de cava volando por los aires y compuertas abiertas vertiendo grandes chorros de vino a la carretera. 

Exigen medidas de apoyo al gobierno de Emmanuel Macron, en forma de mejoras en sus cotizaciones sociales y en préstamos estatales. Hasta entonces han advertido de que continuarán las protestas que empezaron en octubre, con el incendio de una planta embotelladora y comercializadora en el departamento de Aude que han continuado contra los camiones españoles que atravesaban la frontera para adentrarse en Francia. 

Y amenazan con continuar. "Sin un anuncio contundente, la movilización de los viticulores se intensificará", han asegurado en declaraciones a medios locales.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento