'Txapote' y Puigdemont se 'cuelan' en la pitada a Sánchez durante el desfile de la primera Fiesta Nacional con Leonor como cadete

Este desfile de la Hispanidad dará muchas fotografías y aportará muchas novedades a otras ediciones anteriores, sobre todo, por la presencia en el palco de la princesa Leonor por primera vez en su vida vestida de militar.
Este desfile de la Hispanidad dará muchas fotografías y aportará muchas novedades a otras ediciones anteriores, sobre todo, por la presencia en el palco de la princesa Leonor por primera vez en su vida vestida de militar.
Este desfile de la Hispanidad dará muchas fotografías y aportará muchas novedades a otras ediciones anteriores, sobre todo, por la presencia en el palco de la princesa Leonor por primera vez en su vida vestida de militar.
Mirada cómplice de Leonor y el rey Felipe VI durante el desfile de la Fiesta Nacional.
EFE - ATLAS

El Gobierno daba por descontado que, un año más, el presidente, Pedro Sánchez, sería recibido con pitidos a su llegada al desfile militar con motivo de la Fiesta Nacional. Lo nuevo en esta ocasión han sido las consignas "que te vote Txapote" que surgió con motivo de elecciones del 23 de julio y "Puigdemont, a prisión", entroncando con el resultado de las urnas, que dieron al expresident huido la llave de la investidura de Sánchez, para la que exige la amnistía. Los pitidos contra el presidente en funciones se sucedieron al principio y al final de un desfile donde la novedad más destacada fue la participación por primera vez de la Princesa Leonor como miembro del estamento militar, como dama cadete y días después de su jura de bandera en la Academia General de Zaragoza. 

Este año, la polémica por los previsibles pitidos contra Sánchez había empezado hace días, cuando el presidente en funciones pidió "prudencia" al líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, durante una reunión de cara a la investidura y el PSOE acusó al PP directamente de "alentar" las protestas. Los populares las atribuyeron a la decisión de los ciudadanos, pero también desde hace días vienen criticando que el cambio de recorrido del desfile de este año obedece a la intención de Sánchez de alejarse lo más posible del público y, con él, de sus posibles pitidos que este jueves han vuelto a hacerse realidad.

Este jueves, los más de 8.000 militares de los tres ejércitos, agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil y efectivos de cuerpos civiles como de Protección Civil, de las Brigadas Forestales o de los Bomberos han desfilado a lo largo de un kilómetro y medio por el Paseo del Prado, entre el Jardín Botánico y la Plaza de Colón, en lugar de hacerlo por la Castellana, en una decisión que el Ministerio de Defensa ha justificado por las obras en ese tramo para incorporar carril bici.

Gritos junto a los reyes

En esta ocasión, las zonas donde estaba apostado el público quedaba más alejada de la tribuna de autoridades pero esto no ha evitado que Sánchez haya recibido una sonora -y coordinada en apariencia- pitada a su llegada poco antes de que lo hicieran los reyes y la princesa y también al final de la parada militar.

Sánchez ha hecho su entrada a la zona de autoridades por una calle lateral cuando el Rolls-Royce de Patrimonio Nacional en el que iban los reyes enfilaba ya el Paseo del Prado entre gritos de "viva el rey" y "viva España". En este momento se han escuchado los primeros gritos de "fuera, fuera", que han sido más intensos en el momento en el que el presidente en funciones, la ministra de Defensa, Margarita Robles, y la presidenta y el alcalde madrileños, Isabel Díaz Ayuso y José Luis Martínez Almeida, cumplimentaban a los reyes y a la princesa Leonor. Ha sido entonces cuando se han coreado los primeros gritos de "que te vote Txapote", que como en la pasada campaña electoral han sido entonados como si se tratara de la conocida canción de la banda The White Stripes Seven Nation Army.

El público presente en el desfile ha recibido con abucheos y silbidos a Pedro Sánchez. (EFE)

Los pitos y gritos se han repetido terminado el desfile, cuando también se ha podido oír con más fuerza el "Puigdemont, a prisión", en contra de la amnistía. Los gestos de Sánchez no han dado muestras de encajar los pitidos, pero poco después el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, ha recordado en redes sociales las palabras Fernando de los Ríos, varias veces ministro de la II República: "En España lo único pendiente es la revolución del respeto”.

Poco después y de forma más descarnada, Consuelo Ordónez, fundadora de Covite y hermana del concejal del PP asesinado por ETA Gregorio Ordóñez, ha vuelto a criticar que se emplee un "doloroso y repugnante eslogan", "a sabiendas del dolor que nos causa" las víctimas de la banda.

Dama cadete Leonor

En todo caso, el recibimiento y despedida a Sánchez no ha empañado un desfile militar por la Fiesta Nacional que ha sido especial porque por primera vez la Princesa de Asturias ha asistido como miembro del estamento militar, después de su jura de bandera en la Academia Militar General de Zaragoza, donde este año ha empezado su formación militar. La heredera al trono -que el próximo 31 de octubre jurará la Constitución en sesión solemne de las Cortes- iba vestida con el traje de gala del Ejército de Tierra -el rey, en el turno rotatorio de todos los años, del Ejército del Aire-. También como novedad y como el monarca, ha permanecido de pie durante todo el desfile dentro de la tribuna de Casa Real, donde solo la reina Letizia ha permanecido sentada, en su condición de civil. La infanta Sofía no ha estado presente porque se encuentra en su internado de Gales.

El 'estreno' de Leonor ha dejado uno de los momentos más emocionantes cuando, sin que estuviera previsto, ha bajado de la tribuna junto a Felipe VI para depositar la corona de laurel en el homenaje a los caídos por España. Antes, había coreado como el resto de militares La muerte no es el final. Discretos pero casi constantes han sido las miradas y comentarios con su padre a lo largo de todo el desfile y Leonor no ha podido evitar una media sonrisa al paso de los 83 compañeros de la Academia de Zaragoza, entre ellos, de segundo curso, el que ella acaba de empezar tras la jura de bandera, de modo que todavía no tiene suficiente experiencia para realizar un desfile que se tarda meses en preparar. 

El desfile militar por la Fiesta Nacional ha trascurrido según lo previsto en un Madrid que este 12 de octubre ha amanecido con sol y temperatura suave en este inicio de otoño especialmente caluroso. Aun así, ante la tribuna de autoridades circulaba una corriente que ha aconsejado que la paracaidista -por primera vez una mujer, la cabo Carmen maría Gómez Hurtado- encargada de descender con la bandera aterrizase no justo enfrente, sino junto a la fuente de Neptuno, en un lugar más amplio para acoger la tela de 54 metros cuadrados y 15 kilos de peso.

Ha sido el inicio de una parada militar que ha empezado con el dibujo en el aire de la bandera de España por parte de la Patrulla Águila, al que ha seguido el desfile aéreo con unos 150 aparatos, entre cazas, helicópteros o aviones de transporte, como los Falcon del Grupo 45 que transportan a las autoridades o una de las aeronaves que en los días pasado repatrió a los turistas en Israel. 

En un desfile que también ha querido ensalzar la labor civil, también han surcado el cielo aviones de extinción de incendios y helicópteros de búsqueda y rescate, de la misma forma que después, ya en tierra, Brigadas Forestales (BRIF), Bomberos, Protección Civil o efectivos del 112 han recorrido el Paseo del Prado junto a alrededor de 8.000 militares de los distintos ejércitos y cuerpos militares y policiales, Policía Nacional y Guardia Civil incluidas.. Como no podía ser de otra manera, la Legión ha desfilado con su chivo, Pacoli, y dos perros han permanecidos erguidos e inmóviles sobre dos coches de la Policía Nacional

La guerra entre Israel y Hamás, las tensione que está provocando en todo Oriente Próximo y, en especial, las tropas españolas destacadas en el Líbano han estado presentes en la celebración de la Fiesta Nacional. Antes de que empezara y la tradicional conexión de la ministra de Defensa con los militares en el exterior, Margarita Robles les ha pedido expresamente a ellas que "se cuiden mucho". Durante el desfile, la ausencia de los destacados en Líbano en este momento se ha notado en que el desfile terrestre, que este año le tocaba abrir a la Brigada Paracaidista, ha sido inaugurado en su lugar por el ejército de Tierra, porque parte está destacada en el Líbano.

La próxima sesión de investidura y la eventual amnistía a Puigdemont y el resto de encausados por el procés independentistas no solo han acaparados los gritos contra Sánchez. Ha sobrevolado también la tribuna de autoridades, con los presidentes autonómicos -menos el lehendakari y el president de la Generalitat, que suelen no acudir-, líderes y portavoces de los distintos grupos políticos, presidentes del Congreso, del Senado y representantes del Poder Judicial. Seguramente, serán también tema de conversación en la recepción en el Palacio Real que, tras el desfile, ofrecen los reyes a unas 2.500 invitados, con la expectativa de que en este día de novedades Leonor se estrene de nuevo, compartiendo conversación y 'corrillos' con algunos de los presentes.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento