Las tropas españolas desplegadas en Líbano, en alerta por la posible extensión de la guerra con Hamás: este es su despliegue y posición

Tropas españolas en Líbano
Tropas españolas en Líbano
Henar de Pedro
Tropas españolas en Líbano

Los desplazados dentro de la Franja de Gaza superan los 263.000; los hospitales se encuentran desbordados tras los ataques por parte de Israel. Mientras los israelíes lloran el horror de la matanza de Hamás y su Ejército realiza cientos de bombardeos nocturnos

Pero el conflicto puede no haber hecho más que empezar. El temor es que se extienda ahora a la frontera norte de Israel, con el Líbano, donde la ONU tiene desplegado un contingente de cascos azules comendados por España

Allí, en una guerra perpetua pero de baja intensidad, opera Hezbolá. El riesgo, que algunos dan por hecho, es que el partido-milicia chií se sume a la contienda de una manera más que testimonial.

Israel y Líbano no tienen relaciones diplomáticas. El Ejército israelí invadió el sur del Líbano en marzo de 1978 para hacer frente al ataque de grupos palestinos y lo volvió a hacer en 1982. Desde entonces, mantienen un enfrentamiento por la frontera terrestre que les separa.

La Línea Azul entre Israel y Líbano

En 2000, tras la salida del Ejército de Israel del Líbano tras 22 años de ocupación, la ONU delimitó la llamada Línea Azul, frontera entre ambos países, aunque ambos, especialmente Líbano, han criticado su exactitud en varias ocasiones. Allí está la Fuerza Provisional de Naciones Unidas en Líbano (FINUL o, en inglés, UNIFIL), que tiene el mandato de garantizar la retirada de los soldados israelíes del territorio libanés y ayudar al Gobierno del Líbano a restituir su autoridad en la zona.

Nuestro objetivo como fuerza de paz es evitar cualquier escalada entre las dos partes y las consecuencias devastadoras que podría tener en la población de estas zonas"

"Nuestro objetivo como fuerza de paz es evitar cualquier escalada entre las dos partes y así evitar las consecuencias devastadoras que esto podría tener en las poblaciones que viven en estas zonas", explica el portavoz de la FINUL, Andrea Tenenti. Su trabajo es garantizar el cumplimiento de la resolución 1701 de la ONU que define la misión. En agosto, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas prorrogó su mandato hasta el 31 de agosto de 2024.

Pero ni con cascos azules de por medio se evitó la guerra de 2006 entre Israel y Hezbolá. Duró poco más de un mes y se saldó con la muerte de unas 1.200 personas en Líbano, la mayoría civiles, y 160 israelíes, básicamente soldados.

664 soldados españoles en Líbano

La ministra de Defensa, Margarita Robles, en la toma de posesión del general Aroldo Lázaro Sáenz como jefe de la Misión de la FINUL, en febrero de 2022.
Margarita Robles, en la toma de posesión del general Aroldo Lázaro Sáenz como jefe de la Misión de la FINUL, en 2022.
EFE/ZIPI

Pasa el tiempo y la FINUL, encargada de vigilar esta frontera terrestre, continúa desplegada. Se trata de un contingente de casi 10.000 cascos azules y 800 civiles procedentes de 46 países. España lidera la FINUL desde febrero de 2022: el General Aroldo Lázaro es el Jefe de Misión y Comandante de la fuerza.

Nuestro país aporta en la actualidad 664 efectivos. El coste en vidas para España ha sido alto: 16 soldados han fallecido en estos 17 años de misión. En total, en ese tiempo, se ha contribuido con 22.024 personas, entre personal militar, guardia civil e intérpretes.

">

La casi totalidad del contingente hispano está acuartelado en la base Miguel de Cervantes, cerca de la localidad de Marjayún, donde está el Cuartel General del sector Este. Su labor consiste básicamente en patrullar a pie y en vehículo la Línea Azul. También realizan actividades en colaboración con las Fuerzas Armadas Libanesas. Además, deben garantizar el acceso humanitario a las poblaciones civiles y el regreso voluntario y seguro de las personas desplazadas.

Ya están haciendo patrulla ordinaria con la moral muy alta, con todas las precauciones necesarias y preparados para esta serie de circunstancias en este momento de alerta"

La ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles, aseguró este martes que los militares españoles de la FINUL están con "la moral alta". Ante los medios de comunicación, la ministra contó que se encuentra "en permanente contacto" con el jefe de la misión, el general español Aroldo Lázaro. "Ya están haciendo patrulla ordinaria con la moral muy alta, con todas las precauciones necesarias y preparados para esta serie de circunstancias en este momento de alerta", dijo.

La FINUL ya ha tenido que intervenir

Y es que la presencia de los cascos azules de la ONU no ha conseguido que esta sea un frontera en paz. Antes al contrario, las escaramuzas han sido continuas. De modo que no ha de sorprender que tras la ofensiva de Hamás del fin de semana la frontera norte de Israel se escuche el tronar de las armas.

La FINUL ya ha tenido que intervenir tras un breve incidente registrado en la Línea Azul entre militares de ambos países. "La tensión aumentó. Nuestras tropas estaban en medio con el objetivo de evitar malentendidos y rebajar las tensiones", ha dicho Tenenti, en declaraciones al diario The Times of Israel.

Tropas ghanesas de la fuerza interina de la ONU en Líbano (UNIFIL), en el lugar en el que se encuentra artillería de 155 mm sin explotar en un campo cerca del localidad del sur de Líbano, Bint Jbeil. Las fuerzas ghanesas volaron varios de los cohetes encontrados en las diferentes localidades de la frontera líbano-israelí.
Tropas ghanesas de la UNIFIL extraen artillería de 155 mm sin explotar en un campo cerca del localidad del sur de Líbano, Bint Jbeil.
Mohamed Messara / Efe

Cruce de disparos y misiles

Desde el domingo, el Ejército israelí y Hezbolá intercambian disparos de artillería en la frontera. Este lunes los enfrentamientos se saldaron con la muerte de un militar israelí y al menos tres miembros de Hezbolá. El martes, el Ejército de Israel aseguraba que la situación en la frontera con Líbano era de calma.

Pero este miércoles se ha lanzado un misil antitanque contra un puesto militar israelí en las cercanías de Arab al Aramshe, una comunidad ubicada a pocos cientos de metros de la frontera libanesa, según la oficina de las Fuerzas Armadas israelíes. Éstas han respondido atacando territorio libanés.

En Líbano, hay cerca de 488.000 palestinos registrados, 47.000 en el campo de refugiados de Ain al Hilweh, el más grande del país

La Agencia Nacional de Noticias del Líbano informó de que dos proyectiles salieron hacia Israel desde el suroeste del territorio libanés. Hezbolá asegura haber causado "un gran número de bajas" entre las fuerzas israelíes. Sería su ataque de mayor envergadura desde el domingo.

A cubierto. Soldados israelíes se cubren durante un tiroteo contra las fuerzas del Hezbolá en la frontera con Líbano.
Soldados israelíes, en un tiroteo contra Hezbolá en la frontera con Líbano.
Yonathan Weitzman / EFE

Refugiados palestinos en Líbano

Por si fuer poco, en las últimas semanas se ha elevado la tensión entre facciones palestinas en el campo de refugiados de Ain al Hilweh, el más grande de Líbano. Al Fatah controla el lugar y recientemente lanzó una serie de operaciones contra grupos islamistas ajenos a Hamás y acusados de la muerte en julio de uno de sus comandantes.

En el campamento, levantado en 1948 para acoger a palestinos huidos de sus hogares tras la creación del Estado de Israel, están inscritos más de 47.000 refugiados, a los que se han unido varios miles más que han huido del conflicto armado en Siria. En Líbano, hay cerca de 488.000 palestinos registrados en la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo (UNRWA).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento