Zapatero propondrá hoy al primer ministro marroquí medidas para controlar los asaltos a la verja de Melilla

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el primer ministro marroquí, Driss Jettu, presidirán hoy jueves en Sevilla la Reunión de Alto Nivel (RAN) hispano-marroquí  en la que España intentará dar un impulso al proceso de repatriación de menores y abordará la situación en la zona fronteriza de Melilla.
La repatriación de los menores es complicada
La repatriación de los menores es complicada

La delegación española contará con la presencia de Zapatero, la vicepresidenta primera, los ministros de Asuntos Exteriores, Interior, Justicia, Educación, Cultura, Trabajo y Asuntos Sociales, Fomento y el secretario de Estado de Economía y Hacienda.

En contra de lo que pretendían, los presidentes de Ceuta y Melilla no estarán presentes.

Las reuniones sectoriales de los titulares de Exteriores, Educación, Cultura y Fomento se celebrará a partir de las 09.00 en Córdoba, mientras que las restantes y la plenaria de la RAN se desarrollarán a partir de las 12:30 horas en Sevilla.

Centros de reinserción para menores

El Gobierno español pretende en esta reunión plantear a Marruecos la cofinanciación de centros de reinserción de menores en el país magrebí con el fin de impulsar la repatriación desde España de los menores marroquíes que llegan a territorio español de forma ilegal, según explicaron las citadas fuentes.

El Ejecutivo socialista instará al marroquí a lograr conjuntamente una mejora en los trámites de repatriación de menores marroquíes a sus lugares de origen.

Si a los 18 meses de su llegada un menor no ha sido devuelto a su país, puede quedarse en España

En el caso concreto de los menores, la legislación española -en virtud de la Convención Internacional de Derechos del Niño- estipula que si a los 18 meses de su llegada a España no han sido devueltos a su país de origen, entonces los menores se pueden quedar en el territorio de acogida.

Las autoridades españoles han comprobado estos últimos años que no logran repatriar a los menores en este tiempo por dos motivos básicamente: éstos últimos facilitan en un primer momento datos falsos sobre su identidad y, sobre todo, los Consulados españoles en Marruecos no consiguen que las familias reconozcan al menor y se comprometan a acogerlos de nuevo.

Un total de 1.071 menores marroquíes fueron llevados a centros españoles de acogida en 2004 tras su llegada a España, lo que supuso el 53% del total de menores no acompañados (1.997) durante ese período. Sin embargo, esta cifra se ha incrementado en los primeros seis meses de 2005: en el primer semestre se ha censado la entrada de 1.347 menores marroquíes en los citados centros, una proporción del 68 por ciento respecto del total.

España valora positivamente la actuación marroquí

España considera que se ha logrado en los últimos meses una "mejora sustancial" en la actitud de Marruecos a la hora de frenar el flujo de pateras. Incluso, en el caso de Melilla con los recientes intentos de entrada masiva de inmigrantes subsaharianos, el Gobierno se muestra "satisfecho" con la colaboración marroquí en un momento de "enorme presión" migratoria para el Reino alauí.

En los primeros ochos meses del año se ha producido un descenso del 37% en el apartado de llegada de inmigrantes ilegales en pateras a las costas españolas. La estimación del Gobierno es que este número seguirá decreciendo en el futuro aunque, en contrapartida, han surgido "nuevos problemas" como es el incremento de menores que se suben en embarcaciones con destino a territorio español y los intentos de entrada masiva en puntos fronterizos como el de Melilla.

El problema del Sahara Occidental

Además, el presidente del Gobierno intercederá ante el primer ministro marroquí, Driss Jettu, para mejorar las condiciones en las que viven los 37 presos saharauis que están en huelga de hambre desde el pasado 8 de agosto en cárceles marroquíes, según informaron fuentes gubernamentales.

NOTICIAS RELACIONADAS:

Mostrar comentarios

Códigos Descuento