Los dos escenarios que Putin manejaría para 'volar' la central nuclear de Zaporiyia

Central de Zaporiyia.
Central de Zaporiyia.
Central de Zaporiyia.

Después de la voladura de la presa ucraniana de Kajovka hace casi un mes, las autoridades ucranianas se encuentran en alerta máxima ante la posibilidad de nuevos ataques por parte de Rusia. Por ello, el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, insistió este domingo en que la comunidad internacional no presta la atención suficiente a la "amenaza rusa" sobre la central nuclear de Zaporiyia.

"Desafortunadamente, la atención del mundo a la amenaza rusa existente en la central nuclear de Zaporiyia aún es insuficiente", declaró el presidente ucraniano durante un discurso. Como consecuencia, el dirigente ucraniano afirmó haber compartido esta información con los socios de Ucrania para "prevenir cualquier accidente de radiación".

Unos días antes, concretamente el pasado viernes, el jefe de la inteligencia militar ucraniana, Kyrylo Budanov, ya alertó de que Rusia estaría preparando un ataque a la planta nuclear de Zaporiyia. 

Según comentó Budanov en una entrevista para la revista New Statesman, Rusia ya habría terminado los preparativos para atacar esta planta. De acuerdo con sus declaraciones, Rusia habría planteado dos posibles situaciones para acabar con esta planta. 

Central de Zaporiyia.
Central de Zaporiyia.

La primera de ellas, apunta, sería hacerla estallar en el caso de las tropas rusas fuesen expulsadas de la orilla izquierda del río Dniéper. De esta manera, el Kremlin crearía así una zona de destrucción y exclusión para evitar el avance ucraniano y evitar la contraofensiva.

Como segundo escenario posible, el director ucraniano de inteligencia afirmó que Rusia, de manera desesperada, utilizaría el desastre nuclear como "medida preventiva", con el objetivo de paralizar la ofensiva ucraniana antes de que esta pueda comenzar.

Para llevar a cabo este ataque, Budanov detalló que el Kremlin habría minado las plantas de enfriamiento de la central, por lo que los reactores podrían derretirse en un plazo entre 10 horas y 14 días. 

De igual manera, las tropas del Kremlin ya habrían trasladado vehículos explosivos a cuatro de las seis unidades de potencia de la central. "La situación nunca ha sido tan grave como ahora", aseguró. Como consecuencia, el Ministerio de Interior ucraniano tiene la tarea de preparar a la población para aprender a responder ante una posible catástrofe nuclear. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento