"Judío nazi", "tonta", "inferior"... la lengua suelta de la presidenta del PSOE de Sevilla, Amparo Rubiales, que le obliga a dimitir

La presidenta del PSOE-A, Amparo Rubiales, hoy en rueda de prensa.
La presidenta del PSOE-A, Amparo Rubiales.
EUROPA PRESS
La presidenta del PSOE-A, Amparo Rubiales, hoy en rueda de prensa.

Las salidas de tono de la presidenta del PSOE de Sevilla, Amparo Rubiales, han ido 'in crescendo' hasta agotar la paciencia de su propio partido y han acabado provocando este jueves su dimisión. Sus insultos y descalificaciones a rivales políticos, a través de la red social Twitter, no casan bien con el tono moderado que defiende el líder de los socialistas andaluces, Juan Espadas, y el partido ha aceptado este jueves su renuncia al cargo. 

La última polémica protagonizada por la histórica dirigente socialista, y la que le ha costado la dimisión, tiene que ver con el coordinador general del PP, Elías Bendodo, a quien llamó "judío nazi" en un mensaje de Twitter por calificar a Pedro Sánchez de "tramposo".

Rubiales no dudó en recurrir a los orígenes sefardíes de Bendodo para insultarle en un desafortunado mensaje que provocó la indignación de la Federación de Comunidades Judías de España (FCJE), institución que lo calificó de "comentario antisemita" y lo condenó "enérgicamente". También desde el PP pidieron la dimisión o el cese inmediato de la autora.

Desde el partido socialista pidieron a Rubiales una rectificación y dejaron claro que era un mensaje "publicado a título personal". Sin embargo, lejos de rectificar, la presidenta del PSOE sevillano insistió en el insulto. "Jamás debe usarse la religión, origen o etnia de alguien para la crítica política aunque, como en mi caso, la intención fuese señalar una grave incoherencia. Mis disculpas y corrijo: Bendodo es un nazi", escribió.

Pero Bendodo no es ni mucho menos la primera víctima de la lengua suelta de Rubiales, que anteriormente ya insultó a la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, a quien llamó "tonta" e "inferior" durante la pandemia.

Y Rubiales no solo ha arremetido contra políticos del PP, también ha tenido sus más y sus menos con miembros de su propio partido. Es el caso de Alfonso Guerra, a quien comparó con el dirigente de Vox, Javier Ortega Smith, por criticar la Ley de Violencia de Género. "Es terrible que este tipo siga siendo militante del PSOE", dijo.

Asimismo, calificó de "señorito andaluz" al expresidente socialista de la Junda de Andalucía, José Rodríguez de la Borbolla.

Como 'sanchista' reconocida, también tuvo algún que otro roce con la expresidenta andaluza, Susana Díaz. "¿Duele no estar, verdad? ¡Te lo has ganado a pulso!", le contestó cuando Díaz felicitó a los españoles por el Día de la Hispanidad.

20minutos.es líder en los diarios más leídos en internet. Consulta las últimas noticias en el diario gratuito de referencia en España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento