La firma de hipotecas se hunde: cae un 15,7%, el mayor desplome para un mes de marzo desde 2013

Alternativas si no se puede pagar la hipoteca.
Alternativas si no se puede pagar la hipoteca.
Getty Images
Alternativas si no se puede pagar la hipoteca.

El mercado hipotecario se resiente de las suidas de tipos de interés. Según los datos publicados este viernes por el INE, la firma de hipotecas para la compra de viviendas se desplomó en marzo un 15,7% respecto al mismo periodo de 2022, lo que supone la mayor caída interanual para un tercer mes del año desde 2013. Detrás de ese enfriamiento se encuentran unos tipos de interés al alza que rozan ya el 3%, su nivel más alto en seis años, y dificultan el acceso a financiación.

En el mes de marzo de este año se firmaron un total de 36.182 hipotecas sobre viviendas, apenas 282 más que en el mes de febrero. Ese tímido repunte del 0,79% en términos mensuales -el menor desde febrero de 2020- no logra corregir los descensos de febrero y del último trimestre de 2022, cuando llegó a registrarse una caída mensual superior al 23% en diciembre. De hecho, en comparación con las 42.940 hipotecas sobre viviendas suscritas en marzo de 2022, el desplome es pronunciado.

Tras el descenso interanual del 2% registrado en febrero, el mercado encadena dos meses en tasas negativas. La caída del 15,7% de marzo es la mayor para un tercer mes del año desde el derrumbe del 33,95% de 2013, cuando apenas se firmaron 16.300 hipotecas, un volumen muy inferior al actual. Tomando en consideración los doce meses del año, el descenso interanual de marzo es el mayor registrado desde enero de 2021, cuando los efectos de la pandemia todavía se reflejaban en el mercado, que no llegaba a superar las 30.000 firmas mensuales. En ese sentido, la directora de Estudios de Fotocasa, María Matos, ha señalado  que los datos "siguen siendo muy positivos", ya que, aunque las firmas no son "tan abultadas" como las de los dos ejercicios anteriores, se siguen superando las 35.000 hipotecas, volviendo así "plenamente" a niveles prepandemia.

El origen de la caída en la firma de hipotecas se encuentra en la subida de tipos de interés. El Banco Central Europeo (BCE) ha endurecido su política monetaria en el último año para tratar de contener la inflación, hasta situar el precio oficial del dinero en máximos desde 2008, y las entidades financieras han trasladado ese alza a sus productos. De hecho, el director general de Idealista hipotecas, Juan Villén, ha aclarado que se espera que las caídas en la firma de hipotecas continúen "como mínimo" hasta finales de verano, ya que la situación actual ha empujado a muchas familias e inversores a posponer sus decisiones de compra, esperando a un escenario más positivo.

Según los datos del INE publicados este viernes, el tipo de interés medio en los préstamos hipotecarios se situó en marzo en el 2,99%, su nivel más alto desde abril de 2017. Hace un año, antes de que el BCE iniciara sus subidas, el tipo medio de las hipotecas sobre viviendas apenas llegaba al 1,80%, lo que da cuenta de la escalada de los últimos doce meses. En concreto, el tipo de interés medio llegó en marzo al 2,72% en las hipotecas a tipo variable y al 3,15% en las fijas, que siguen siendo la opción elegida por la mayoría de hipotecados.

Así pues, el 36,1% de los préstamos concedidos en el tercer mes de 2023 para la compra de vivienda se constituyeron a tipo variable, frente a un 63,9% a tipo fijo, casi 12 puntos menos que en julio de 2022, cuando se alcanzó un máximo del 75,4%. El tipo de interés medio al inicio fue del 2,72% para las hipotecas sobre viviendas a tipo variable y del 3,15% en el caso de las de tipo fijo. No obstante, las hipotecas variables llevan ganando terreno a las fijas desde julio del año pasado, cuando apenas representaban el 24,6% del total.

También el número de hipotecas que cambiaron sus condiciones se redujo en marzo con respecto al mismo mes de 2022. En total, se modificaron 14.176 préstamos -un 14,7% menos-, de los cuales el 32,1% se debió a cambios en los tipos de interés, pasando de variable a fijo. Y es que el euríbor, que es el índice de referencia para la mayoría de hipotecas variables en España, ha sufrido una vertiginosa escalada. En un años ha pasado de estar todavía en negativo en marzo de 2022 a rozar el 3,7%, lo que ha supuesto para muchos hogares un notable encarecimiento de las cuotas hipotecarias tras su revisión anual. La mayoría de cambios fueron novaciones, es decir, modificaciones dentro de la misma entidad financiera, mientras que 2.181 hipotecados optaron por cambiar de entidad.

Un 1,5% menos de importe

Además, en el último año no solo ha disminuido el número de hipotecas sobre viviendas firmadas, sino que también se ha reducido un 1,5% el importe medio de los créditos, hasta los 142.663 euros. En consecuencia, al suscribirse menos prestamos y por menor cuantía, el capital total prestado en marzo se situó en 5.161,8 millones de euros, un 17% menos que en el mismo mes de 2022. Por su parte, el plazo medio de amortización se mantiene en 25 años.

Por comunidades, solo en Asturias se firmaron más hipotecas en marzo de 2023 que en el mismo periodo de 2022, con un leve repunte interanual del 0,8%. En cambio, en Baleares, Madrid y Castilla-La Mancha, los descensos llegaron al 31%, el 23,7% y el 22,1% respectivamente. En cómputo global, Andalucía, Cataluña y Madrid fueron las comunidades donde se concedieron más préstamos, con 7.280, 6.467 y 5.515 firmas respectivamente.

Redactora '20minutos'

Graduada en Periodismo y Ciencia Política por la Universidad Rey Juan Carlos. En 20minutos desde 2022, primero en la sección de Última Hora y actualmente en Nacional. Escribo sobre todo de economía, aunque también he cubierto la actualidad política.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento