Después de Nueva York, la invasión de las superratas llega a Reino Unido... según alertan sus tabloides

Plaga de ratas.
Plaga de ratas.
Getty Images
Plaga de ratas.
Las ratas son un problema en medio mundo. Ya hemos visto que Nueva York acaba de nombrar a una zarina antirratas para combatir el histórico problema que la "capital del mundo" tiene con estos roedores.
Wochit

Las ratas son un problema en medio mundo. Ya hemos visto que Nueva York acaba de nombrar a una zarina antirratas para combatir el histórico problema que la "capital del mundo" tiene con estos roedores. Ahora las alarmas suenan en Reino Unido. No sabemos si es estrategia de los tabloides para vender más ejemplares, pero varios periódicos aseguran que el país se enfrenta a una plaga de 300 millones de superratas gigantes "capaces de masticar el hormigón".

Informa de ello The Sun porque una usuaria de TikTok conocida como "Leyanneorr" ha mostrado un vídeo donde se ve a una enorme rata correteando por el aparcamiento de un McDonald's en Toryglen, al sur de Glasgow. Y lo cuenta el Daily Mail, que se refiere también a ese vídeo: una mujer en estado de shock tras ver a una rata gigante dándose un festín en un cubo de la basura en el aparcamiento de ese McDonald's escocés.

Este periódico cita a Steve Belmain, catedrático de ecología de la Universidad de Greenwich, que afirma que podría "imaginar fácilmente" una plaga de hasta 300 millones de ratas en el Reino Unido. Según este profesor, "las ratas pueden roer el hormigón y el metal, normalmente metales blandos como el estaño, el aluminio, el cobre y el plomo, pero he visto marcas de roído en acero, diversos plásticos duros como tuberías de desagüe y de terracota, así como en paredes de hormigón".

La turística Tenby necesita un flautista

El Mail menciona datos recientes que calculan que el 78% de las ratas y el 95% de los ratones domésticos tienen genes que les hacen inmunes a los venenos, utilizados como exterminador desde los años cincuenta.

Según Dee Ward-Thompson, responsable técnico de la Asociación Británica de Control de Plagas, "lo más probable es que la propagación se haya visto acelerada por la aplicación de rodenticidas (pesticidas) por parte de aficionados, como propietarios de viviendas y negocios que lo hacen ellos mismos o que contratan a una persona no cualificada para intentar resolver el problema".

Pueden roer el hormigón y el metal, normalmente metales blandos como el estaño, el aluminio, el cobre y el plomo"

Como ejemplo de lo que está pasando se cita el caso de Tenby, un municipio turístico del sur de Gales. En marzo, sus habitantes denunciaron que la ciudad había sido invadida por un ejército de ratas gigantes, contó la BBC. Al parecer, las alimañas se han instalado en una enorme colina con vistas a las playas de la localidad.

Londres: ¿nunca a más de 2 metros de una rata?

Una leyenda urbana dice que en Londres nunca se está a más de 2 metros de una rata. En 2016, el doctor Stephen Battersby, un consultor de salud ambiental y vivienda que había investigado la infestación de ratas británicas durante décadas, dijo a The Guardian que podías calcular aproximadamente lo cerca que estabas de una rata averiguando cuántas ratas existen en las zonas urbanas.

Es decir, en las zonas urbanas más degradadas de la capital británica se está a unos 3 o 4 metros de uno de estos roedores. Su estimación era que había unos diez millones en las ciudades del Reino Unido, cuenta My London.

Le llevó la contraria David Cowan, responsable científico del Centro Nacional de Gestión de la Fauna Salvaje de Sand Hutton. Según él, en Gran Bretaña había más bien "1,5 millones de ratas en total dentro o alrededor de nuestras casas". Añadió a esto los cerca de 1,6 millones de ratas que hay en nuestros sistemas de alcantarillado y las 200.000 que merodean cerca de zonas comerciales, y afirmó que la población total de ratas urbanas "callejeras" era de entre 3 y 3,5 millones en todo el Reino Unido.

Un viandante captó estas imágenes de una rata 'haciendo compras navideñas' en un Primark de Londres.
Esta Navidad captaron a una rata en un Primark de Londres.
@n_s_martin - TWITTER

Las cifras de Cowan indican que en los centros urbanos británicos, como el de Londres, no se está a dos metros de una rata, sino más bien a 64. En todo caso, el experto reconoció que era imposible saberlo con seguridad y pidió cautela. De hecho, el Ministerio de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales dice no tener datos exactos.

Un informe de 2018 de Natural England estimaba que en Reino Unido había alrededor de 7 millones de ratas pardas, que es la principal especie. De Londres sugería una población de 4,73 millones de ratas.

La pesadilla de los Sharpe

Uno de los ejemplos que la prensa británica cita a la hora de hablar de problemas domésticos con estos roedores es el de Graham Sharpe, que una noche empezó a escuchar un persistente roer en su cocina. Este académico de la Universidad de Nottingham Trent registró los armarios y sustituyó una tubería de desagüe externa que pensó que podría ser un punto de acceso. Pero los arañazos y mordiscos furtivos continuaron, relata The Telegraph.

Un día, mientras él y su mujer estaban en la cama, oyeron de repente un ruido ensordecedor en el techo del dormitorio, justo encima de sus cabezas. "Sonaban muy grandes, como si hubiera tejones ahí arriba", recuerda él.

Sonaban muy grandes, como si hubiera tejones ahí arriba"

Se pusieron en contacto con un experto en control de plagas que les dijo que las ratas habían accedido de algún modo a sus paredes huecas y se habían instalado en su casa. Fracasaron con los venenos. Luego, tras explorar las tapas de las alcantarillas exteriores llenas de excrementos de rata, localizaron el problema: en una ampliación construida 12 años antes los albañiles no habían desconectado correctamente el antiguo desagüe.

Con un taladro neumático el propio Graham excavó la entrada. Solucionó el problema, pero después de gastar cientos de libras y, lo peor, después de 18 meses de pesadilla.

La aventura de los Sharpe recuerda a Las ratas en las paredes, el relato que hace un siglo escribió H.P. Lovecraft. En aquella historia de terror el nuevo propietario de una casa señorial llamada Exham Priory acaba loco por culpa de las ratas que se deslizan entre los tabiques de la vivienda. Que siga siendo ficción.

20minutos.es líder en los diarios más leídos en internet. Consulta las últimas noticias en el diario gratuito de referencia en España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento