La juez del 'caso Mediador' pide a Batet que entregue los dispositivos del despacho de Fuentes Curbelo

El exdiputado del PSOE Juan Bernardo Fuentes Curbelo en su declaración en sede judicial.
El exdiputado del PSOE Juan Bernardo Fuentes Curbelo en su declaración en sede judicial.
EP
El exdiputado del PSOE Juan Bernardo Fuentes Curbelo en su declaración en sede judicial.
La juez del 'caso Mediador' pide a Batet que entregue los dispositivos del despacho de Fuentes Curbelo
Atlas

La juez del 'caso Mediador' ha solicitado a la presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, que autorice la entrega a la Policía Nacional de los "efectos" contenidos en el que hasta hace días era el despacho de Juan Bernardo Fuentes Curbelo, alias 'tito Berni', según un auto al que ha accedido Europa Press. 

La magistrada titular del Juzgado de Instrucción Número 4 de Santa Cruz de Tenerife, Ángeles Lorenzo-Cáceres, ha detallado que "en el supuesto de que la Presidencia del Congreso colaborara", la Policía Nacional y el Grupo de Delitos Tecnológicos abrirán un análisis y confeccionarán el correspondiente informe pericial de los equipos informáticos y de cualquier dispositivo de almacenamiento digital o analógico. 

El despacho del dimitido diputado socialista, un espacio que protagonizó varias de las escenas del caso investigado, permanece cerrado e inutilizado desde el pasado 14 de febrero, fecha en la que Fuentes Curbelo fue forzado por el partido a entregar el acta. 

Presumiblemente, en el interior del despacho podrían estar los móviles y la tableta que 'tito Berni' obtuvo tras tomar posesión de su escaño, que podrían ser claves para el avance de la investigación. Además, y según ha confirmado la Comisaría Especial del Congreso, en el cubículo de Fuentes Curbelo hay un ordenador de sobremesa propiedad de la Cámara Baja y que el exdiputado canario utilizaba. Batet debe decidir si entrega todos estos efectos para la investigación, lo que marcaría un hecho sin precedentes. 

La propia instructora del caso ha defendido que la solicitud es proporcionada "ya que hay una serie de fuentes de prueba a las que no se puede acceder mediante diligencias alternativas que no supongan una injerencia temporal en los derechos fundamentales del investigado". Asimismo, el auto indica que "los indicios delictivos superan la barrera de las meras conjeturas o sospechas y entran de lleno en el campo de los indicios racionales de criminalidad de un delito de corrupción, tales como cohecho, tráfico de influencias, falsedad y pertenencia a grupo organizado, los cuales habría llevado a cabo en el seno de una organización criminal".

Tras haber realizado sendos registros en la casa y los "domicilios jurídicos" de Fuentes Curbelo, se pidió a la Comisaría Especial del Congreso que entregase información sobre los efectos del despacho del exdiputado. La respuesta fue que el cubículo contiene "diversa documentación y efectos personales, así como un ordenador de sobremesa propiedad del Congreso".

Consecuentemente, la Policía requirió la semana pasada a la juez acceder al cubículo de Fuentes Curbelo, pero la Fiscalía puso reparos. Anticorrupción se opuso al registro del despacho escudándose en el artículo 66.3 de la Constitución Española, según el cual las Cortes Generales son "inviolables", pero se mostró favorable a la incautación de dispositivos electrónicos. 

Según informó El País, fuentes cercanas a Batet adelantaron que se prestaría a conceder el permiso siempre que se planteara en conformidad a la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LECrim), que en su artículo 548 explicita la necesidad de que el registro en las Cortes requiere de la autorización de la Presidencia del Parlamento. 

Sobre el paradero de los dispositivos que reclama la juez, existe la posibilidad de que el móvil facilitado por la Cámara Baja fuese uno de los dos que la policía requisó en un primer momento. La ubicación de la tableta es, de momento, una incógnita.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento