Los últimos desacuerdos entre comunes y PSC que vislumbraban la marcha de Collboni

Ada Colau y Jaume Collboni en la comisión bilateral Generalitat-Ajuntament
Ada Colau y Jaume Collboni en la comisión bilateral Generalitat-Ajuntament
ACN
Ada Colau y Jaume Collboni en la comisión bilateral Generalitat-Ajuntament

El sorprendente voto en contra de los socialistas en el Ayuntamiento de Barcelona al nuevo Plan del Usos del Eixample, hace justo una semana, fue el último pequeño gran síntoma de la escisión del socialista Jaume Collboni del equipo de gobierno municipal de la alcaldesa Ada Colau (BComú). El asta ahora primer teniente de alcalde del Consistorio ha hecho pública este lunes esta ruptura para centrarse en su candidatura a la alcaldía en las elecciones del próximo 28 de mayo.

Pero el Plan de Usos del Eixample no ha sido el único punto de fricción que se ha manifestado en los últimos meses entre ambos socios en el Ayuntamiento. El goteo ha sido incesante en la última etapa del mandato y se ha ido viendo en asuntos de calado como son las políticas municipales en materia de turismo, seguridad o movilidad. 

La semana pasada, el Plan de Usos del Eixample con el que los comunes quieren poner coto a la apertura de bares, restaurantes y establecimientos para el turismo en 11 calles peatonales (afectadas por la Superilla) del céntrico distrito de Barcelona recibió el voto en contra de sus socios socialistas. 

El PSC se alineó contra los intereses del partido de Colau y votó a favor de la postura de Junts per Catalunya, junto a PP, Ciutadans y Valents. ERC se reservó su voto hasta el Pleno del próximo viernes 27 de enero. Los socialistas le reprocharon a los comunes que no respetasen lo acordado  respecto a estas 11 calles, queriéndolas ampliar a 40. Por su parte, el partido de la alcaldesa tachó al PSC de Collboni de plegarse ante los intereses de los lobbies comerciales. 

Superilla del Eixample 

Hace unas semanas, la Superilla del Eixample también dividió a los miembros de la coalición municipal en la última Comisión de Urbanismo del Consistorio, la del pasado 13 de diciembre. A propuesta de Junts, ERC y PSC apoyaba la petición de los posconvergentes de parar la creación de nuevas Superillas hasta que no se estudie el impacto de estas en la economía, la calidad del aire y la movilidad de Barcelona. Solo BComú se mantuvo firme en la defensa de nuevas Superillas.

Ampliación del Aeropuerto 

En agosto de 2021, la intención del Gobierno central de ampliar el Aeropuerto del Prat de Barcelona con la firma de la Generalitat desbloqueando 1.700 millones de euros (y que fue abortada finalmente en septiembre ante la falta de concreción del Govern y las presiones de los ecologistas para preservar zonas del Delta del Llobregat) enfrentó frontalmente a PSC y comunes. 

El propio Jaume Collboni expresaba entonces públicamente su apoyo a la ampliación, remarcando que se trataba de una "magnífica noticia para Barcelona y Cataluña que nos permitirá convertirnos en un 'hub' intercontinental, atraer inversiones y generar miles de puestos de trabajo". 

Por contra, la teniente de alcalde de Urbanismo, Janet Sanz, expresaba la opinión opuesta de los comunes respecto al aeropuerto barcelonés. Acusó al Govern de Pere Aragonès de dar "un cheque en blanco" para la ampliación sin tener en cuenta la crisis climática y el riesgo de atraer más turismo 'low cost'. La alcaldesa Colau fue más allá en sus manifestaciones y tachó a Collboni de "negacionista climático". 

20minutos.es líder en los diarios más leídos en internet. Consulta las últimas noticias en el diario gratuito de referencia en España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento