Perfil

David Carrick, el policía británico que también era violador en serie: usaba su placa para ganarse la confianza de sus víctimas

David Carrick, en una foto policial.
David Carrick, en una foto policial.
Hertfordshire Police
David Carrick, en una foto policial.

David Carrick, un agente de la Policía Metropolitana (Met) de Londres, se ha declarado este lunes culpable de 49 agresiones sexuales contra una docena de mujeres durante más de 18 años. 

La carrera profesional de Carrick se ha desarrollado en las fuerzas de seguridad del Estado: pasó por el ejército y por la Scotland Yard (o Met) e incluso custodió el Parlamento británico. Sin embargo, durante casi dos décadas, su vida ha estado marcada por varios informes de agresión, acoso y abuso doméstico, pero ninguno condujo a un proceso penal

Sus primeros años

Carrick nació en enero de 1975 en la ciudad inglesa de Salisbury, en el condado de Wiltshire. Su infancia transcurrió en Durrington, donde se crió y asistió a la escuela. Tras dejar sus estudios, comenzó a trabajar en una cooperativa local y, en 1994, se unió al ejército.  

En el año 2000, su expareja lo acusó de enviarle mensajes de odio y de robarle tras la ruptura de la relación porque éste se negaba a aceptarla. David no es arrestado ni se toman medidas, tal y como recoge The Guardian. En el año 2001, a los 26 años, ingresó en la Policía Metropolitana. A pesar de estar implicado en estos dos delitos, pasó el procedimiento de investigación para acceder al cuerpo. Tras la formación en la Met, comenzó a trabajar como oficial de respuesta en Merton, al suroeste de Londres.

En 2002, Carrick se volvió a enfrentar a otra acusación por parte de su expareja: investigaron al agente por agredir y acosar a la mujer. Finalmente, no hubo cargos penales ni fue remitido a la dirección de la policía. Lo mismo ocurrió dos años después, en 2004, cuando se le involucró en un incidente doméstico. De nuevo, no se presentó ninguna denuncia ante la Met ni fue arrestado.

En el radar de la policía

En julio de 2005, David se mudó a Barnet, al norte de Londres. Según The Guardian, el agente se encontraba en el foco de atención de la policía en Hertfordshire, Hampshire y Thames Valley. Cuatro años más tarde, lo transfirieron a lo que actualmente se conoce como Comando de Protección Parlamentaria y Diplomática, donde se convirtió en miembro de los equipos armados que custodiaban las instalaciones parlamentarias, gubernamentales y diplomáticas.

Ese mismo año, la policía de Hertfordshire recibió un informe de abuso doméstico de una tercera persona que involucró, de nuevo, a Carrick. Aun así, ninguna de las partes presentó una denuncia ni cargos contra el agente, pero la policía informó a la Scotland Yard sobre el caso.

Durante ese tiempo, la policía estuvo al tanto de todos los movimientos que hacía David. En el 2016, fue sospechoso en una investigación llevada a cabo por agentes de Hampshire por presunto acoso. Un año después, lo expulsaron de un club nocturno por estar borracho, pero aun así pasó la revisión policial para seguir ejerciendo su cargo.

Arresto por agresión y violación

En el 2019, acusaron a David de agarrar a una mujer por el cuello durante una discusión. Un informe de la policía de Hertfordshire hablaba de un caso de agresión y daños criminales relacionados con un incidente doméstico. Tras analizar el caso la unidad de abuso doméstico, ninguna de las partes implicadas presentó denuncia y se cierró el caso sin ninguna medida preventiva. La Policía Metropolitana fue informada, pero descartó abrir expediente por mala conducta. 

Ya en el verano de 2021, concretamente en julio, fue arrestado por la policía de Hertfordshire acusado de violación. Sin embargo, la mujer retiró la denuncia, lo dejaron en libertad y no se tomaron más medidas. La Policía Metropolitana le permitió seguir trabajando, aunque fue relegado de su puesto a tareas restringidas, según The Guardian.

El 1 de octubre de 2021, una mujer de 50 años denunció que fue violada por David en septiembre de 2020. La Met lo arrestó, lo acusó de los cargos y lo suspendió de su empleo. Tres días después, compadeció ante el Tribunal de Westminster y se le decretó prisión preventiva.

Tras esta denuncia, durante un año otras 12 mujeres acusaron a Carrick de abusos sexuales y violaciones. El pasado 16 de diciembre, el que fuera agente de la Met se declaró culpable de 43 delitos en Old Bailey. Un mes más tarde, este 16 de enero de 2023, David admitió otros seis cargos ante el Tribunal de Southwark.

Varios medios locales aseguran que el agente conoció a algunas de sus víctimas a través de aplicaciones para citas -como Tinder y Badoo- o en eventos sociales. El hombre usaba su papel de policía para ganar su confianza y aprovecharse de ellas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento