Podemos presiona a Sánchez para fijar los precios anteriores a la guerra como tope para la cesta básica de la compra

La secretaria general de Podemos, Ione Belarra.
La secretaria general de Podemos, Ione Belarra.
EFE
La secretaria general de Podemos, Ione Belarra.

Podemos quiere que el Gobierno intervenga el mercado alimentario para limitar los precios de la cesta básica de la compra, que en los últimos meses se han disparado en paralelo (y siendo causa, en parte) al alza de la inflación. Así lo trasladan fuentes del partido morado, que concretan que su idea es que se establezcan como tope durante todo este año los precios a los que se vendían los productos básicos a 20 de febrero de 2022, cuatro días antes de que Rusia diera comienzo a su invasión de Ucrania.

Los morados recuerdan que este tipo de medidas no son nuevas, ya que, durante la pandemia, el Gobierno puso en marcha un límite al precio de las mascarillas y los test de Covid-19, si bien no se planteó una intervención de un mercado a gran escala, como sí lo está haciendo ahora Podemos. "Para evitar que el pequeño comercio sufra situaciones de tensión financiera, la medida se acompañaría de ayudas directas al sector" al estilo de las aprobadas en la hostelería, señalan igualmente las fuentes de Podemos consultadas.

La propuesta morada supone ir mucho más allá de lo que ha propuesto hasta ahora la vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, que en los últimos meses se ha reunido con varias grandes cadenas del sector alimentario para intentar pactar una cesta básica de productos de primera necesidad a precios reducidos. A priori, el PSOE no se plantea establecer topes de precios a determinados artículos, y de hecho las medidas que el Ejecutivo adoptó hace unas semanas pasaron por la reducción al 0% del IVA de algunos productos básicos, una medida que no convenció ni a Díaz ni a Podemos.

La formación morada es consciente de las reticencias de los socialistas a esta propuesta y, por ello, plantea una alternativa al tope de precios: establecer una bonificación directa a los consumidores en el precio de los artículos de primera necesidad, al estilo de la ayuda de 20 céntimos por litro de carburante que estuvo vigente hasta el pasado 31 de diciembre. Para Podemos, los precios de referencia, igualmente, deberían ser los vigentes el 20 de febrero de 2022.

Eso sí: la formación considera que, si el Gobierno optara por esta vía, que sería gravosa para las arcas públicas -aunque Podemos no facilita ninguna estimación de su coste-, la medida debería ir acompañada de la imposición de un impuesto extraordinario a las grandes cadenas de distribución de alimentos. Asimismo, los morados plantean sanciones económicas a las empresas que aprovecharan la bonificación para aumentar su margen de beneficios.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento