Los patinetes eléctricos tendrán prohibido subir al transporte público en Cataluña

  • El veto se aplicará temporalmente, mientras la ATM prepara un reglamento definitivo.
Los patinetes comparten carril con las bicicletas.
Los patinetes comparten carril con las bicicletas.
MIQUEL TAVERNA
Los patinetes comparten carril con las bicicletas.

La Autoridad del Transporte Metropolitano (ATM) ha instado este lunes a todos los operadores de transporte público en Cataluña a prohibir temporalmente que los usuarios se suban con patinetes eléctricos, lo que afecta a Renfe, Ferrocarrils de la Generalitat (FGC), buses, metro y tranvía.

Así lo han explicado el secretario de Movilidad e Infraestructuras de la Generalitat, Marc Sanglas, y la tercera teniente de alcalde de Barcelona y presidenta de Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB), Laia Bonet, durante una rueda de prensa sobre las tarifas del transporte público de 2023.

Se trata de una medida para evitar accidentes por sobrecalentamiento de las baterías de estos vehículos de movilidad personal. La iniciativa se quiere poner en marcha después de que hace unas semanas un patinete se incendiara e hiriera a tres pasajeros en un vagón de FGC. El maquinista tuvo que detener el tren de golpe y apagar las llamas.

La prohibición se aplicará mientras la ATM prepara un reglamento definitivo acerca de los patinetes. Este podría decretar que continúe el veto a subir patinetes al transporte público o limitarse a restricciones más concretas, que afecten solo a la recarga de las baterías dentro de los vagones de los trenes.

"Como ATM no podemos aprobar ninguna prohibición, sino que instamos a los operadores a que hagan estas modificaciones oportunas en sus reglamentos. Habrá una comisión, integrada por todos los operadores, que decidirán en qué momento entrará en vigor esta prohibición, y se comunicará oportunamente", ha detallado Sanglas.

El secretario de Movilidad e Infraestructuras ha defendido que "hay que buscar mecanismos de protección y seguridad para el conjunto de los usuarios, con la voluntad de trabajar por la intermodalidad de todos los modos de transporte".

Aunque se ha mostrado partidaria de la compatibilidad del transporte público con otros medios de transporte como los patinetes, Bonet ha reconocido que el incidente de los FGC "pone en duda la seguridad" de estos vehículos en determinados casos, por lo que hay que estudiar una regulación.

"Nuestro objetivo, hablo en nombre de TMB, es avanzar hacia una compatibilidad, pero como lo primero es garantizar la seguridad, producido este incidente, no tenemos otra solución que afrontar un trabajo coordinado de todos los operadores de todas las administraciones para ver cómo podemos asegurar que se pueden evitar estos incidentes", ha indicado Bonet.  

Mostrar comentarios

Códigos Descuento