El mecanismo ibérico se "luce" con el gas por las nubes y con viento y lluvia: los mayores ahorros en la luz fueron en agosto y diciembre

  • Impidió pagar toda la luz al precio del gas cuando estuvo desbocado y pagar al límite de 40 y 45 euros la electricidad generada con renovables.
  • Por el contrario, no supuso ninguna ventaja a mitad de julio o en varios días del pasado octubre.
Imagen de archivo de fuertes rachas de viento
Imagen de archivo de fuertes rachas de viento
Europa Press
Imagen de archivo de fuertes rachas de viento

La excepción ibérica, el mecanismo para limitar el precio de la luz que funciona en España y Portugal, ha encontrado en estos seis meses de existencia a sus mejores aliados en los precios disparados del gas de este verano y el temporal de viento y lluvia de la última semana. Los cuatro días en los que logró provocar un mayor ahorro en el precio de la electricidad fueron dos en agosto y dos en diciembre, cuando un precio desbocado del gas hubiera supuesto tener que pagar más por la luz sin excepción ibérica y cuando la energía eólica e hidráulica hicieron menos necesario el gas y, por tanto, el pago de la compensación por su precio real.

El Ministerio de Transición Ecológica ha difundido este jueves los primeros datos de un informe más exhaustivo sobre el funcionamiento de la excepción ibérica a la mitad de su vida -tiene una duración de 12 meses y expirará el 31 de mayo de 2023- que señalan los cuatros días en los que el límite al precio del gas que se utiliza para generar electricidad supuso un mayor ahorro en la factura de la luz para consumidores vinculados al mercado mayorista, con una tarifa PVPC.

Evolución del diferencial entre el precio de la luz con y sin mecanismo ibérico.
Evolución del diferencial entre el precio de la luz con y sin mecanismo ibérico.
Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico y OMIE.

Los mejores días fueron el 26 de agosto, cuando el mecanismo ibérico permitió pagar 157,2 euros MWh menos por la luz del precio que habría tenido sin él. Le siguieron el pasado 12 de diciembre, con un ahorro de 141,5 el MWh; el 22 de agosto, cuando el mecanismo ibérico restó 134,7 euros al precio del MWh, y finalmente el 14 de diciembre, con un ahorro de 132,5 euros.

Ningún ahorro

A falta de que el Ministerio de Teresa Ribera concrete cifras para el resto de días, el gráfico que ha elaborado a partir de datos de OMIE -el operador de mercado eléctrico designado en España- muestra también los días en que, a la inversa, el mecanismo ibérico no supuso ningún ahorro para los consumidores. Por ejemplo, el 15 de julio y el 10 y 24 de octubre, días en que los puntos en los que el margen superior -que sitúa el precio de la luz sin mecanismo ibérico- y el inferior -con mecanismo ibérico, incluido la compensación por el precio real del gas utilizado- prácticamente coinciden y no hay sombra verde, que cifra la magnitud del ahorro.

Estos resultados suponen una aplicación real de cómo funciona el límite al precio del gas por el mecanismo ibérico, que nunca llegó a producir el ahorro del 30% en el precio de la electricidad que preveía el Gobierno pero que sí se ha demostrado útil para rebajar la factura en contextos extremos como un mercado del gas disparado o temporales de viento y frío.

Ola de calor y temporal

Así los ahorros máximos que se produjeron en agosto tienen que ver principalmente con lo caro que llegó a estar el gas en las últimas semanas del mes. Con sol pero poca eólica o hidráulica por la sequía, el mecanismo ibérico se notó porque España necesitó esos días más gas para satisfacer una demanda eléctrica elevada por la ola de calor continua que fue el pasado verano. Gracias a que solo pagó el precio de mercado para la electricidad que generó con gas pero no para la que generó con otras fuentes de energía -por ejemplo, fototoltaica- pagó menos por un gas que rondó los 200 euros MWh.

El 26 de agosto, día del ahorro máximo de 157 euros, el gas costaba 218 euros en el mercado diario y el 22 de agosto, 189. Este segundo día el ahorro fue menor -134 euros- porque no hubo tanta diferencia entre el precio de la luz con mecanismo y sin él. También lo fue otros días como el 29 de agosto, cuando el gas fue todavía más caro -240 euros MWh en el mercado diario- pero hizo falta en menor medida porque hubo más fotovoltaica y eólica, de modo que no computa entre los días de mayor ahorro.

Los motivos por los que el mecanismo ibérico ha vuelto a ser más eficaz en esta última semana son distintos. Aunque todavía muy por encima de lo que solía ser normal, el precio del gas se ha estabilizado en torno a los 120 euros, a lo que se ha sumado que las fuertes lluvias y viento han incrementado mucho la producción de energía eólica e hidráulica, capaces junto a otra renovable como la cogeneración y minihidrálica de suplir la carestía de fotovoltaica. 

En resumen, el 12 de diciembre el gas en el mercado diario costaba 131 euros MWh y el 14 de diciembre, 119 euros pero España lo necesitó menos porque hubo mucha oferta de renovables, que con el mecanismo ibérico se pagaron a 45 euros MWh y no a los 131 o 119 que se habría pagado respectivamente en esas dos jornadas sin el desacoplamiento que supone este instrumento entre el precio del gas y el del resto de energías.

Gas cerca del límite

A la inversa, ¿qué pasó en los días en los que el mecanismo ibérico no supuso ninguna ventaja? Por ejemplo, el 24 de octubre el motivo podría tener que ver con que el gas experimentó una notabilísima caída de precio hasta situarse en niveles previos a la crisis energética, 45,56 euros MWh, cinco euros menos del límite que fijaba ese mes el mecanismo ibérico, de 40 euros -en diciembre se produjo el primer incremento, a razón de cinco euros mensuales hasta mayo- En ausencia de grandes diferencias, grandes ahorros también.

En el caso del 10 de octubre, por ejemplo, el gas llegó a 93 euros pero fue la energía que con mucha diferencia más se empleó ese día, de modo que las renovables no fueron suficientes para abaratar la factura y no hubo apenas ahorro.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento