La falta de un acuerdo por el pacto del Metal en Bizkaia amenaza con una "huelga indefinida" que podría "paralizar el territorio"

Última jornada de huelga convocada en el sector del metal en Vizcaya.
Última jornada de huelga convocada en el sector del metal en Vizcaya.
Europa Press

La primera reunión realizada entre los sindicatos y la Federación Vizcaína de Empresas del Metal (FVEM) tras la huelga de finales de noviembre y principios de diciembre ha terminado sin avances para llegar a un acuerdo. Los trabajadores afirman que la patronal no ha mejorado su última propuesta, mientras que la FVEM considera que ya les han ofrecido muchas mejoras y que por este motivo no pueden hacerles una oferta superior, según indican medios locales vascos.

La patronal afirma que la propuesta presentada el pasado 25 de noviembre, justo antes de que los trabajadores se fueran a huelga, mejora las condiciones del acuerdo del Metal de Álava, el cual fue respaldado por UGT, CC OO y LAB, quienes negocian de manera conjunta. Por su parte, el sindicato ELA ha vuelto a defender la huelga indefinida que, según indicó este jueves la consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente del Gobierno del País Vasco, Arantxa Tapia, podría "paralizar toda Bizkaia".

Esta es la vigésima reunión que se realiza entre los sindicatos y la patronal para intentar llegar a un acuerdo y los sindicatos UGT, CC OO y LAB han acusado a la patronal de seguir "negando la negociación" a los 56.000 trabajadores del sector del metalúrgico. El siguiente encuentro se llevará a cabo el próximo 21 de diciembre.

Los sindicatos hablan

La última oferta de la FVEM contempla la subida salarial del 14% entre el 2022 y el año 2025. Concretamente, en 2022 el incremento sería del 6,5%, en 2023 del 3,5%, en 2024 del 2,5% y finalmente en 2025 del 1,5%. Además, la patronal había accedido a revisar el aumento en base al IPC anual y a mantener las garantías mínimas. Sin embargo, los sindicatos no aceptaron la oferta, la calificaron de "insuficiente" y exigieron una mayor subida de los salarios y un recorte de la jornada interanual, según indicó El Correo.

Fuentes de LAB afirmaron al medio Crónica Vasca que el encuentro no se desarrolló de la mejor manera debido a la "actitud" y el "tono desafiante" de la FVEM. Critican que la patronal no se presentara con una nueva propuesta y que "no se mostrara dispuesta a negociar" en esta vigésima reunión. Además, creen que para la próxima reunión, esta tampoco llevará una nueva propuesta. A pesar de eso, ellos han manifestado su intención de seguir negociando, pero "si la patronal sigue bloqueando la negociación" volverán a protestar.

En un comunicado, CCOO, UGT y LAB han expresado que consideran necesario seguir con las huelgas si no se producen avances. "Desde la mayoría sindical tenemos claro que la movilización surte efecto y que, llegado el caso, será necesario continuar por el camino de las huelgas. La única parte que hoy ha hecho mención a nuevas huelgas, llegando a retar a los sindicatos diciéndoles 'haced las que queráis', ha sido FVEM", han indicado los sindicatos. ELA, por su parte, sigue apostando por la huelga indefinida.

La patronal responde

La FVEM ha indicado en un comunicado que los sindicatos no han realizado modificaciones significativas que abran la posibilidad de llegar a un acuerdo. Las empresas recuerdan que anteriormente habían propuesto "una oferta que mejora las condiciones que se han firmado en otros convenios vascos", como el convenio del metal de Álava, el cual fue calificado en su momento por los propios sindicatos como "histórico" y que "ahora les parece 'muy insuficiente' en nuestro territorio".

La parte empresarial destaca que en Álava "se ha garantizado el poder adquisitivo de las personas de acuerdo con el IPC anual". También se ha mantenido la garantía mínima, se ha ofrecido un día de libre disposición recuperable, se ha aumentado la subrogación y se ha mantenido la flexibilidad. Por este motivo, califican de "incoherencia" y de "falta de responsabilidad" el hecho de que los mismos sindicatos que aceptaron el acuerdo en Álava no los acepten en Vizcaya.

Asimismo, afirman que ahora se dedicarán a escuchar. "Habiendo hecho todo lo posible por alcanzar el esperado acuerdo, tras múltiples mejoras en las ofertas presentadas, FVEM ha dejado patente su voluntad negociadora. Sin embargo, no pueden alcanzarse acuerdos cuando solo una de las partes negocia mientras que la otra trata de imponer continuamente sus exigencias".

Los sindicatos consideran que la huelga fue seguida por un 85% de los trabajadores y que por lo tanto esto avala sus exigencias. Por su parte, la patronal estima que esta fue seguida solamente por un 18% de las personas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento