Varios marineros que socorrieron al 'Villa de Pitanxo' indican que el patrón del buque dio diferentes versiones sobre el naufragio

Parte de los trece marineros que llevaron a los supervivientes del ‘Villa de Pitanxo’ a España, a su llegada a la sede de la Audiencia Nacional.
Parte de los trece marineros que llevaron a los supervivientes del ‘Villa de Pitanxo’ a España, a su llegada a la sede de la Audiencia Nacional.
A. Pérez Meca / EP

Algunos marineros del pesquero 'Playa de Menduiña 2', que rescató a los tres únicos supervivientes del naufragio del buque gallego 'Villa de Pitanxo' en aguas cercanas a la Isla de Terranova (Canadá) el pasado mes de febrero, han ratificado este miércoles ante el juez que investiga la tragedia que el patrón del barco, ahora imputado, cambió varias veces su versión sobre lo sucedido.

Trece de los tripulantes del 'Playa de Menduiña 2' han comparecido como testigos ante el juez de la Audiencia Nacional que indaga en lo que sucedió aquel 15 de febrero, cuando se produjo el hundimiento del 'Villa de Pitanxo' que dejó 21 marineros fallecidos.

Según han informado fuentes jurídicas, todos los marineros han ratificado la versión que dieron ante la Guardia Civil y han apuntado que el patrón del barco, Juan Padín, ofreció distintas versiones sobre lo ocurrido en los días que tardaron en llegar a tierra, concretamente al puerto de San Juan de Terranova (Canadá).

Allí transportó el 'Playa de Menduiña 2' a los tres únicos supervivientes (Padín, su sobrino Eduardo Rial y el marinero de origen ghanés Samuel Kwesi Koufi) junto a siete de los cadáveres recuperados. De acuerdo a las versiones que los testigos han aportado este miércoles, solo Padín, su sobrino y el cocinero del 'Villa de Pitanxo' (fallecido en el naufragio) llevaban traje de supervivencia; el resto vestían ropa de calle.

Según ha explicado Manuel Lampón, abogado de algunas de las familias de marineros fallecidos, los tripulantes han relatado que en un principio el Juan Padín señaló que "el barco había embarrado, había escorado y empezó a entrar mucha agua de popa" y eso fue lo que "acabó provocando la parada del motor". Además, "nunca se llegaron a arriar los cables", como, según sostiene Samuel Kwesi, pidieron los marineros a gritos al patrón, de modo que "finalmente el buque se hundió".

Un relato que, según los testigos, después cambió varias veces. En sintonía con la versión de la empresa armadora, el patrón dijo que el motor principal se paró de forma repentina y que las condiciones meteorológicas provocaron la entrada de agua que originó cada vez mayor escora.

Los marineros han indicado, además, que el sobrino del capitán del 'Villa de Pitanxo' y en algún caso también él mismo advirtieron a Samuel Kwesi de que tuviese cuidado con lo que decía, ha explicado el abogado.

Algunos tripulantes han ofrecido al juez duros relatos de lo que vieron al llegar al lugar del naufragio. Uno de ellos ha contado como, desde una pequeña embarcación, tuvo recoger los cuerpos -algunos en malas condiciones- de varios marineros fallecidos, con quienes incluso había faenado en alguna ocasión y a quienes solo podía agarrar por sus botas, que flotaban, según explican fuentes jurídicas.

Aunque cuando el 'Playa de Menduiña 2' llegó al lugar del naufragio las condiciones meteorológicas habían mejorado, algunos de los testigos han subrayado que en el momento del hundimiento eran muy adversas, con olas de hasta seis y siete metros, y han precisado que en esas condiciones no se debe trabajar.

La investigación judicial que dirige el Juzgado Central de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional nació tras un informe de la Guardia Civil, si bien el magistrado también admitió a trámite una querella interpuesta por varios familiares de las víctimas contra el patrón del buque, Juan Padín, que ya tenía la condición de investigado, y la empresa armadora, Pesquerías Nores Marín.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento