Von der Leyen se abre a "analizar" los estragos que causan los lobos, pero descarta rebajar su nivel de protección en la UE

Lobo italiano, Canis lupus italicus, con bolsa marginal cutánea.
El Parlamento Europeo ha pedido más ayudas para los ganaderos que sufren ataques del lobo.
Federico Di Dio/ Unsplash

Los estragos que provoca el lobo entre los ganaderos de algunas regiones europeas y su nivel de protección, que en España impide cazarlos o matarlos, ha saltado en los últimos días de una institución de la UE a otra. La semana pasada, la comisión de Agricultura del Parlamento Europeo aprobó una resolución en la que instaba a la Comisión Europea a rebajar el grado de protección "estricta" que le confieren las directivas europeas a una más laxa. Este miércoles se ha conocido la respuesta de  su presidenta, Ursula von der Leyen, a varios eurodiputados del PP en la que se abre a "examinar" las preocupaciones de las regiones loberas pero descarta modificar la directiva Hábitat, aunque recuerda que deja en manos de los gobiernos nacionales "derogar" algunos de sus aspectos para compatibilizar la vida de los lobos con "otros intereses".

"He instruido a los servicios de la Comisión para que lleven a cabo un análisis en profundidad" sobre el estatutos de protección del lobo, dice Von der Leyen, al hilo de los "conflictos" que su aparición o el crecimiento de su población crea en algunas regiones con los ganaderos, que en muchos casos deciden tirar la toalla y cesar en su actividad, con el problema de despoblación que esto acarrea.

Este es uno de los problemas que subrayan hasta 104 eurodiputados de todos signo político -también españoles, del PP y del PSOE- que firman la carta a la que responde la presidenta de la Comisión, sobre el "daño exponencial" que sufren desde hace años las comunidades de ovejas, cabras y ganado en regiones de la UE que han visto un "incremento en el número de ataques en sus rebaños". "Muchos ganaderos incluso han dejado de informar de ellos porque los procedimientos para obtener una compensación son insatisfactorios, altamente burocráticos y completamente inefectivos para reparar el daño causado", continúa la misiva, que una primera referencia concreta a la ganadería en los Alpes y más adelante a los problemas que provoca el lobo en "Italia, Austria, Francia y Alemania". En todo caso, los eurodiputados del PP se hayan adherido a ella y hayan celebrado el compromiso por parte de Von der Leyen de "analizar en profundidad" esta cuestión.

Sin embargo, por su respuesta no parece que la Comisión vaya a dar respuesta a la petición concreta de rebajar la "protección estricta" que las leyes comunitarias dan al lobo, algo que sigue el Gobierno español, que incluyó a esta especie en la lista de especial protección también al norte del Duero, en contra del criterio de las llamadas "comunidades loberas", Galicia, Asturias, Cantabria y Castilla y León.

"La Comisión reconoce que la vuelta de los lobos a regiones de las que llevaban ausentes durante mucho tiempo y el crecimiento de su población en nuevos territorios provoca desafíos y ciertos conflictos, como los ataques a rebaños y riesgo para la población local", dice Von der Leyen en una carta sellada el 25 de noviembre. En ella, también apunta a que la Directiva Hábitat confiere a los lobos un régimen de protección "estricta" que impide las 'extracciones' -darles muerte- y no da muestras de que reformarla esté en su punto de mira, porque para ello recuerda además que hace falta el acuerdo de los gobiernos europeos.

Posibles derogaciones

"La Comisión ha examinado sus preocupaciones con la máxima atención", dice a los eurodiputados y apunta que "efectivamente, bajo la directiva Hábitat la mayoría de las poblaciones de lobo en la UE tienen una protección estricta", aunque añade que "con posibilidades de derogación", en manos de los Estados miembros.

"Las reglas actuales sobre derogaciones hacen posible equilibrar diferentes intereses frente al objetivo conservacionista de la Directiva", dice Von der Leyen sobre Hábitat. "Autoriza a los Estados miembros a derogar sus provisiones para afrontar los desafíos en relación a la población del lobo".

En el caso de España, la última Orden Ministerial de Transición Ecológica que prohibía las extracciones de lobo también al norte del río Duero contempla excepciones cuando las medidas de prevención y protección del ganado que tomen las explotaciones sean "ineficaces", cuando la captura de lobos no afecte a la conservación de la especie o por "perjuicios importantes para el ganado en las explotaciones afectadas, atendiendo a posibles daños recurrentes o significativos".

Aunque Von der Leyen cree suficiente la legislación referente al lobo y descarta rebajar de forma genérica su protección, el PP en el Parlamento Europeo ha celebrado una carta en la que se compromete a "examinar en profundidad" esta cuestión. "Confiamos en que la Comisión Europea concluya lo antes posible su análisis y proponga los cambios legales oportunos. Los eurodiputados del PP seguiremos colaborando estrechamente con los gobiernos de las comunidades afectadas para trasladar a Bruselas los daños sufridos por los ganaderos”, ha afirmado Juan Ignacio Zoido.

Resolución de la Eurocámara

Los eurodiputados populares consideran que la contestación de Von der Leyen está en línea con la resolución que aprobó la semana pasada la comisión de Agricultura de la Eurocárama en la que se pedía que se tuviera en cuenta los perjuicios que provocan los lobos en la ganadería para "encontrar un 'equilibrio adecuado' entre la coexistencia de humanos, ganado y grandes carnívoros, particularmente en las zonas rurales".

La resolución reunió una amplia mayoría de 306 votos a favor, 225 en contra y 25 abstenciones y votaron a favor de ella eurodiputados españoles del PP, Ciudadanos y también del PSOE, el socio principal del Gobierno central pero que también gobierna en Asturias, Navarra o Aragón, comunidades afectadas por el lobo y donde se ve necesario poder matarlos. 

El Parlamento Europeo afirma que los ganaderos se sienten "desesperados, incomprendidos e impotentes" y se muestra especialmente preocupado por el "impacto negativo" de los ataques al ganado por parte de los lobos, que también se han acercado a los humanos. Reclama a la Comisión y a los gobiernos europeos que financien medidas de prevención y asesoren a los ganaderos para que sean eficaces. También una compensación “justa y global” por la pérdida de animales a causa de los ataques.

“Desde Europa lanzamos un mensaje de protección de las especies, pero atendiendo a ganaderos y agricultores, un mensaje directo para el Gobierno español y su política de imposición respecto al lobo, sobre el que toma decisiones sin diálogo ni consenso", denunció tras su aprobación el eurodiputado de Cs Adrián Vázquez.

Sin cambios

Los pronunciamientos de los últimos días del Parlamento Europeo -pidiendo más control de las poblaciones de lobos- y de la Comisión -indicando que la derogación de la "protección estricta" queda en manos de los gobiernos-, la tercera institución de la UE, el Consejo, también ha dejado clara su posición de cara a la reunión del Convenio de Berna para conservación de la vida silvestre y del medio natural en Europa, que se celebrará la semana que viene en Estrasburgo y que hará una evaluación sobre la situación del lobo en la UE. 

De acuerdo con un documento preparatorio de la reunión sobre las poblaciones lobeznas de cara a esta reunión estima que en España hay unos 309 ejemplares, de una sola especie y sin "cambios evidentes" en su número. 

Según publicó hace unos días La Nueva España, la posición del Consejo de la UE en esta reunión será contraria a rebajar el estatus de protección del lobo, en línea con la Comisión.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento