La Puerta del Sol estrenará un abeto luminoso dorado de 35 metros por Navidad y el antiguo se traslada a Madrid Río

Recreación del nuevo abeto luminoso artificial en Puerta del Sol.
Recreación del nuevo abeto luminoso artificial en Puerta del Sol.
Ayuntamiento de Madrid

No hay Navidad sin árbol de luces, así que el Ayuntamiento de Madrid ya se ha puesto manos a la obra para montar el suyo en la Puerta del Sol: un abeto luminoso de 35 metros de altura y 14 metros de diámetro en su base, diseñado para simular el aspecto de un gigantesco abeto natural. Se trata de una de las novedades que traerá el Gobierno de José Luis Martínez-Almeida para la iluminación navideña de la capital. No tanto por su tamaño, sino por su apariencia. El árbol sustituirá los tonos verdes y azulados del antiguo abeto por el color dorado y blanco para la estrella blanca que coronará en lo alto. El anterior, que adornó en los últimos años el kilómetro cero de la ciudad, se trasladará a Madrid Río.

Al igual que el resto de las luces ornamentales que engalarán la ciudad en 230 emplazamientos repartidos por los 21 distritos de la capital, el abeto y sus 240.000 punto de luz led  -de alta eficiencia energética- brillarán desde el 24 de noviembre a las 19.00 horas, cuando Madrid tiene previsto dar la bienvenida a las fiestas navideñas con el tradicional encendido del alumbrado. Y se mantendrá encendido un total de 43 días, de 18:00 a 00:00 horas, salvo el 24 de diciembre, que se alargará hasta las 3.00 de la madrugada, y el 31, que se prolongará hasta las 6:00 horas del primer día de 2023. Será testigo, por tanto, de las uvas de nochevieja, que este año se podrán volver a tomar en la emblemática plaza madrileña, todavía en obras. 

"Intentamos ir siempre evolucionando", comentan fuentes de Obras a 20minutos sobre el nuevo abeto, cuya estructura consiste en "un esqueleto de perfiles metálicos formando círculos concéntricos cada 20 cm de altura, a la que se añaden diferentes módulos también en perfilería metálica para dar forma al contorno cónico exterior, empleando cerrojos verticales y horizontales para ensamblar las plantas que constituyen el gran adorno".

Sobre el ensamblaje de la superficie exterior se colocarán "elementos tipo ramas cubiertas con espumillón en color verde para dar el aspecto de un abeto natural." Y el color blanco cálido teñirá 100 puntos de luz por metro, además de un hilo luminoso del mismo tono para dar luz a la estrella superior.

Más de dos centenares de vías de Madrid cuentan con iluminaciones especiales. La gigantesca bola de doce metros de diámetro en el cruce de Gran Vía y la calle de Alcalá, con 43.000 luces, y el árbol de la Puerta del Sol son solo algunos de sus reclamos navideños. El árbol de luces del centro madrileño es la decoración más famosa y fotografiada de la capital española. ¡Con sus vistas empiezan el año casi todos los hogares españoles!
Antiguo abeto de la Puerta del Sol, que este año se trasladará a Madrid Río.
Civitatis

Si pasa en los próximos días por la Puerta del Sol, posiblemente se tope con una grúa enorme de 40 toneladas, que monitorizada por un equipo especial de siete instaladores, trabaja desde este martes para instalar el gran abeto. Este tendrá una potencia total de 7.440 W (7,4 kW), "similar a dos secadores de pelo", ejemplifican desde el área de Obras que lidera Paloma García, máxima responsable del alumbrado navideño. 

Alumbrado sin restricciones

El alumbrado navideño mantendrá la gran bola de la calle Alcalá, la menina gigante iluminada de 10 metros de altura, que las Navidades pasadas estuvo situada en el Paseo del Prado, así como los tradicionales belenes y las banderas de España. El atrezzo lo completarán 6.700 cadenetas, 115 cerezos y otros 13 grandes abetos luminosos, más pequeños que el de la Puerta del Sol. 

La inversión este año será similar a la del año pasado, que fue de 3,6 millones de euros, aunque actualizada por el alza de la inflación. En total, rondará los 4 millones de euros.

Tal y como adelantó este periódico, el Gobierno municipal no tiene pensado adoptar ninguna medida adicional de ahorro energético en sus luminarias (al margen del sistema de led). Después de haber reunido con hosteleros y comerciantes, han decidido prevalecer los criterios turísticos por encima de un gesto de concienciación para ahorrar en la factura durante una campaña que trae pingües beneficios, como sí han hecho otras ciudades al estilo de Barcelona o Vigo, que apagarán antes sus bombillas, o Sevilla, donde se reducirá los días de encendido.

"El Ayuntamiento concibe las luces navideñas como una inversión y no como un gasto", comentan las mismas fuentes. Su objetivo es recuperar los niveles de visitantes previos a la pandemia, cuando en 2019 acudieron a la capital más de 863.000 turistas durante el mes de diciembre. Asimismo, aducen que encender todas las luces de la ciudad cuesta 180 euros durante una hora, un coste que consideran "perfectamente asumible". "El consumo medio en los 90 minutos de un partido de futbol ronda de media los 25.000 kWh., cuatro veces más que el de una noche de todo el alumbrado navideño", ilustran desde el entorno de la delegada de Obras.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento