Los funcionarios madrileños pueden acceder a ayudas de hasta 6.000 € para cursos y másteres

Imagen de archivo de una oficina de registro de la Comunidad de Madrid.
Imagen de archivo de una oficina de registro de la Comunidad de Madrid.
Comunidad de Madrid
Imagen de archivo de una oficina de registro de la Comunidad de Madrid.

La Comunidad de Madrid quiere que los empleados públicos que tienen funciones directivas en las consejerías y otros organismos regionales amplíen y mejoren su formación. El objetivo del Ejecutivo regional es tener los funcionarios mejor formados y retener el talento en la Administración y para ello ha puesto en marcha un programa de ayudas para financiar los gastos de formación en cursos profesionales de alta especialización y másteres de posgrado impartidos por entidades externas, como universidades o escuelas de negocios.

La Consejería de Economía, Hacienda y Empleo, de la que dependen todos los empleados públicos, correrá con el 100% de todas matrículas en enseñanzas que tengan un importe igual o inferior a 1.000 euros. La subvención alcanzará el 90% del total de la inscripción cuando se supere este umbral y, en todo caso, será como máximo de 6.000 euros. En estos últimos casos, la diferencia será abonada por el empleado público.

"En 2021 y lo que llevamos de 2022, la Dirección General de Función Pública ha abonado un total de 58.103,41 euros en este programa, del que se han beneficiado 19 empleados públicos de la Comunidad de Madrid", indican desde el departamento que dirige Javier Fernández-Lasquetty. Entre las formaciones que ha financiado la Comunidad para sus empleados figura un máster en Alta Dirección Pública, un curso de posgrado en Inteligencia Económica y Seguridad, un posgrado MBA en Internacionalización de Empresas o un máster en Ecografía Musculoesquelética, Traumatología y Reumatología.

El Ejecutivo regional no pone límites a la naturaleza de las formaciones que financia, pero sí establece como requisito que el contenido de las mismas esté relacionado con las competencias propias de la Comunidad de Madrid. De esta forma, señalan fuentes gubernamentales, se aseguran de que la mejora en las capacidades del empleado público repercute "positivamente" en sus habilidades profesionales y, en consecuencia, supone mejorar el servicio que se presta a los ciudadanos madrileños.

La iniciativa, indican desde Economía y Hacienda, contó con el visto bueno de todos los sindicatos que representan a los trabajadores cuando les fue planteada. Para acceder a la línea de ayudas a la formación, los empleados públicos tienen que desempeñar funciones directivas o predirectivas.

También es un requisito que sean personal funcionario de administración y servicios, o al servicio de la Administración de Justicia de los subgrupos A1 y A2, o personal laboral de los grupos profesionales I y II del Convenio Colectivo Único del personal laboral al servicio de la Comunidad de Madrid, o de un grupo profesional equivalente en el caso de personal laboral sujeto a otro convenio colectivo.

Además, las personas que quieran acogerse a esta iniciativa tendrán que estar en situación de servicio activo y poseer un título de doctor, licenciado, arquitecto, ingeniero o grado. La Comunidad de Madrid también les exige que su trabajo esté en un nivel determinado: igual o superior al 24 para el personal funcionario, o igual o superior al 11 para el personal laboral.

"Los beneficiarios se comprometen a facilitar gratuitamente a la Administración un ejemplar de su trabajo fin de máster o equivalente", destacan desde el Ejecutivo, señalando que se esta forma se podrá constituir con todos los documentos un repositorio de conocimiento, abierto a la consulta del resto de trabajadores de la Comunidad, algo que también revertirá en la mejora del servicio a la ciudadanía.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento