Los cinco pasos que Putin daría si decide usar armas nucleares: solo tardaría 10 minutos

El presidente ruso, Vladimir Putin, conversa por teléfono en una imagen de archivo.
El presidente ruso, Vladimir Putin, conversa por teléfono en una imagen de archivo.
ALEXEI DRUZHININ / ZUMA PRESS
El presidente ruso, Vladimir Putin, conversa por teléfono en una imagen de archivo.

Desde el inicio de la guerra en Ucrania, y más aún ante el bloqueo de las tropas rusas, el miedo a que el Kremlin decida poner en marcha un ataque nuclear no ha dejado de aumentar.

Sería una acción de consecuencias aterradoras, que conllevaría la muerte de decenas de miles de personas, sin contar con el desastre medioambiental que provocaría.

Este temor se ha visto alimentado por las veladas (y no tan veladas) amenazas que el propio Putin y sus propagandistas no han dejado de difundir desde el inicio de la guerra.

Pero, si Putin da el paso, ¿cómo sería? ¿Cuánto tardaría en ocurrir todo? El diario The Sun recoge en un reportaje cuáles son los cinco pasos que se tendrían que producir en el caso de que Moscú decidiera activar el fatídico momento.

Primer paso. Putin se decide

En primer lugar, la decisión la tiene que tomar Putin. Una orden ejecutiva de 2020 revela las circunstancias en las que Moscú podría utilizar armas nucleares como medio de "disuasión". Sin embargo, la "disuasión" se define como una posición "defensiva", aunque esté atacando a un enemigo que considera una amenaza para Rusia.

"La Federación Rusa considera las armas nucleares exclusivamente como un medio de disuasión, siendo su uso una medida extrema y obligada, y realiza todos los esfuerzos necesarios para reducir la amenaza nuclear y evitar el agravamiento de las relaciones interestatales, que podrían desencadenar conflictos militares, incluidos los nucleares", dice el documento.

Putin tendría que ordenar el uso de armas nucleares según se define dentro de estas circunstancias relativamente vagas. Estas se detallan en seis puntos de gran alcance que van desde el "despliegue de sistemas de misiles" hasta el "reforzamiento militar".

Los documentos del Kremlin detallan que "la dirección general de la política estatal en el área de la disuasión nuclear está a cargo del presidente de la Federación Rusa", es decir, Vladimir Putin.

Segundo paso. Putin utiliza 'el Cheget'

Una vez que Putin se haya decidido, buscará un maletín nuclear conocido como el Cheget. Hay tres unidades, todos conectados a una red de comunicaciones conocida como Kavkaz.

El primero está con Putin en todo momento y otros dos están con miembros de alto rango de la Federación Rusa. A menudo se ve a Putin seguido por un ayudante que lleva el maletín, que tiene un código clave personalizado y se mantiene bajo la supervisión de un guardia armado las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

El maletín se desarrolló a principios de la década de 1980 y se mostró al mundo por primera vez en 2019. Dentro hay un botón blanco, no rojo, y ranuras para una tarjeta flash que Putin deberá insertar para comenzar la siguiente etapa del ataque.

Tercer paso. El Estado Mayor

La orden se transmitiría al Estado Mayor, que actualmente está dirigido por el general Valery Gerasimov. El Estado Mayor supervisa las unidades militares, navales, aéreas y de misiles del ejército de Putin, y tiene su sede en Moscú.

Se da por hecho que el Estado Mayor seguiría sus órdenes y comenzarían a prepararse para un ataque nuclear, pero algunos expertos han sugerido que el mando militar podría disfuncional y sus generales podrían incluso impedirle lanzar una bomba nuclear en este paso.

Cuarto paso. Códigos de autorización

Una vez que el Estado Mayor ha aceptado llevar a cabo la orden de Putin, obtienen los códigos de lanzamiento, que se desbloquean y luego se envían a los comandantes de armas individuales.

Una vez que se hayan recibido los códigos, se espera que los comandantes de campo los sigan y comiencen los procedimientos de lanzamiento. Las órdenes se enviarán a los comandantes de submarinos, jefes de silos de misiles y líderes de la fuerza aérea: pueden comenzar la acción.

Esta orden también podría enviarse a los comandantes del campo de batalla, como los de Ucrania, que estarían a cargo de las armas nucleares de corto alcance más pequeñas.

Los proyectiles de artillería nuclear y los misiles Iskander de bajo rendimiento se consideran algunas de las armas nucleares "tácticas" que Putin podría usar en Ucrania.

Quinto paso. El botón rojo

Putin ha tomado una decisión, ha activado el Cheget, el Estado Mayor tiene sus órdenes y han activado los códigos de lanzamiento: ahora solo falta activar el botón. Solo habrían transcurrido unos 10 minutos.

Las consecuencias del lanzamiento dependerán del tamaño de la bomba. La bomba nuclear más grande jamás probada por Rusia fue la Tsar, de 50 megatones. Tiene 1.570 veces la energía combinada de las bombas nucleares de Hiroshima y Nagasaki.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento