Los planes para sacar el mítico barco 'Endurance' del fondo del mar: "Si lo dejamos ahí se descompondrá"

Foto submarina de los restos del 'Endurance'.
Foto submarina de los restos del 'Endurance'.
WIKIPEDIA
Foto submarina de los restos del 'Endurance'.

El barco perdido del explorador polar Ernest Shackleton, el HMS Endurance, "decaerá hasta desaparecer" en el lecho marino de la Antártida a menos que sea levantado y preservado, dice el arqueólogo que descubrió los restos del naufragio.

Tal y como recoge el Guardian, Mensun Bound, que encontró los restos de la embarcación el pasado mes de marzo, dijo que la cuestión de si debe sacarse de las heladas aguas es una "patata caliente" y genera una serie de problemas legales y logísticos.

"Hay muchos puntos de vista en contraste sobre izar el barco. Tenemos una variedad de ideas sobre eso, y tenemos que recordar a la familia Shackleton, que muy probablemente sea propietaria del barco, tienen puntos de vista propios bastante sólidos", dijo Bound.

"Para subirlo, tenemos que pensar en conservarlo y en el proceso, qué museo se lo quedará, lo que podría llevar una eternidad. Pero si lo dejamos ahí, es orgánico, se descompondrá más allá de nuestra vida", prosiguió Bound.

Poco después de que se encontrara el Endurance, la nieta del explorador, Alexandra Shackleton, dijo que preferiría que permaneciera en su lugar, ercoge el Guardian. El barco se encontró a 3.000 metros de profundidad y 6,4 km al sur de la posición registrada por el capitán del barco, Frank Worsley.

Shackleton y su tripulación se dispusieron a lograr el primer cruce terrestre de la Antártida, pero el Endurance no pudo llegar a tierra y quedó atrapado en una densa capa de hielo, lo que obligó a los 28 hombres a bordo a abandonar el barco.

El barco se rompió y se hundió bajo el mar de Weddell el 21 de noviembre de 1915. La tripulación estuvo atrapada en el hielo durante 10 meses antes de escapar en botes salvavidas y a pie.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento