Descubren signos del primer cráter de impacto identificado en Almería

Localización del centro del cráter y radio de 20 kilómetros de la zona afectada por el impacto en la cuenca Alhabia-Tabernas
Localización del centro del cráter y radio de 20 kilómetros de la zona afectada por el impacto en la cuenca Alhabia-Tabernas
SÁNCHEZ-GARRIDO ET AL

Un equipo internacional de científicos ha identificado, después de 15 años de investigación, signos del primer cráter de impacto en la Península Ibérica, ocurrido hace alrededor de ocho millones de años en la provincia de Almería, sobre un total de alrededor de 200 localizados en todo el mundo. 

El descubrimiento, realizado por investigadores que incluyen a miembros  del Centro de Astrobiología de Madrid, la Universidad de Lund y la Universidad de Copenhague, ha sido presentado en el Europlanet Science Congress celebrado en Granada por Juan Antonio Sánchez Garrido, de la Universidad de Almería.

"Creemos que el evento de impacto ocurrió hace unos ocho millones de años. Hemos investigado numerosos aspectos de la geología, minerología, geoquímica y geomorfología de la región. Las cuencas de Alhabia y Tabernas en la zona están llenas de sedimentos que datan de entre 5 y 23 millones de años, y se superponen a rocas metamórficas más antiguas", ha comentado el profesor Sánchez Garrido.

Además, ha señalado que gran parte de la estructura de impacto está "enterrada por sedimentos más modernos", pero que, aún así, la erosión la ha expuesto y "ha abierto la oportunidad para los estudios".

Gran parte de la estructura de impacto está enterrada por los sedimentos más recientes.
Gran parte de la estructura de impacto está enterrada por los sedimentos más recientes.
SÁNCHEZ-GARRIDO ET AL

Cuatro kilómetros de diámetro

Se cree que el cráter en sí tiene unos cuatro kilómetros de diámetro y está rodeado por una estructura más grande de unos veinte kilómetros de ancho donde el impacto provocó el colapso de los estratos sedimentarios.

La evidencia del cráter incluye varios ejemplos de granos de cuarzo "chocados" en brechas, un tipo de roca sedimentaria con grandes fragmentos cementados en una matriz de grano más fino. Los granos muestran signos de deformación por las enormes presiones del impacto, que oscilaron entre 10 y 30 gigapascales.

"Si se confirma el descubrimiento del cráter, no solo sería emocionante desde una perspectiva científica, sino que también sería una maravillosa adición a las atracciones científicas y turísticas de la provincia de Almería", ha asegurado Sánchez Garrido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento