Los agricultores españoles, en pie de guerra por la entrada ilegal de ajo chino en la UE: ¿cuáles son las diferencias con el español?

Ajo morado español.
Ajo morado español.
ARCHIVO / EFE

Si la enorme subida en los últimos meses del precio de los combustibles,  embalajes y fertilizantes ha provocado un aumento en los costes de producción de los agricultores españoles, hay un producto dentro del sector al que se le presentan problemas añadidos que nada tienen que ver con la crisis energética o la guerra de Ucrania

Se trata del ajo nacional, que en los últimos tiempos está sufriendo, entre otros, una competencia desleal por parte del mercado chino, como ha denunciado la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (ASAJA), que ha precisado que en España "están entrando ajos frescos de China, pero como si fueran congelados", lo que supone un fraude en toda regla.

En declaraciones a EP, Miguel del Pino, presidente de la Sectorial Nacional del Ajo de Asaja y vicepresidente de la Mesa Nacional del Ajo, ha afirmado que esta práctica constituye "un fraude fiscal tremendo", pues la importación de ajos frescos chinos está sujeta a "un cupo", que cuando se supera conlleva la aplicación de "un arancel disuasorio de 1,2 euros por kilo", mientras que los ajos congelados chinos "no tienen cupo, ni arancel".

Según Del Pino, los ajos frescos, que se trasladan en contenedores de frío a una temperatura de entre -2 y menos -4 grados centígrados, están llegando a Europa con la calificación de ajos congelados, cuando, según la legislación vigente, para tener esta consideración tendrían que transportarse a -20 grados.

El representante de Asaja se ha quejado también de que "los ajos egipcios están entrando en la UE sin pagar ningún arancel", haciendo de esta forma una dura competencia a los ajos españoles, ya que encima "sus costes de producción son infinitamente inferiores a los nuestros", lo que permite que su precio de venta al público sea bastante bajo. 

Del Pino tiene previsto reunirse con la Comisión Europea para tratar estos temas y otras demandas que comparten con los ajeros de Francia, Italia y Portugal. En concreto, pretenden que las autoridades europeas la de que convenzan a las grandes superficies de que paguen los ajos a mayor precio y también que se aplique una moratoria en la prohibición de uso de determinados plaguicidas que venía empleando el sector, mientras no lleguen al mercado otros productos alternativos.

Campaña 'El morado va por dentro'

La Indicación Geográfica Protegida (IGP) 'Ajo Morado de Las Pedroñeras' ha publicado cuatro vídeos para ayudar a diferenciar entre el ajo autóctono de esta zona y otras variedades, especialmente la china 'spring violeta', en una campaña llamada 'El morado va por dentro'.

POLITICA CASTILLA-LA MANCHA ESPAÑA EUROPA CUENCA SALUD
EUROPA PRESS/IGP AJO MORADO DE LAS PEDROÑERAS
Campaña 'El morado va por dentro'.
AJO MORADO LAS PEDROÑERAS

Ajo chino vs ajo morado

Para el consumidor medio, resulta complicado diferenciar a simple vista entre el ajo español y el chino. Por eso, hace ya algunos unos años, con la colaboración del Ministerio de Agricultura, se lanzó una campaña informativa para diferenciar las variedades chinas del reconocido ajo morado español, concretamente del que se cultiva en Las Pedroñeras  (Cuenca), el único de España bajo sello de calidad e Indicación Geográfica Protegida (IGP). 

Bajo el lema 'El morado va por dentro', la iniciativa destacaba las diferencias entre ambos productos. El ajo morado, por ejemplo, tiene la piel exterior blanca y la interior morada y su carne es de color blanco-amarillento. Sus cabezas son de tamaño medio, redondeadas y uniformes, con entre ocho y diez dientes algo curvados y un intenso aroma, sabor y picor. Además, tiene una calidad alta y mayor contenido en alicina, sustancia que aporta, entre otras cosas, gran parte de sus propiedades y efectos medicinales. 

Por su parte, el ajo chino tiene una piel exterior blanca con estrías moradas y una interior blanca. La cabeza es grande, achatada y posee entre diez y doce dientes. Su sabor es picante y huele a humedad. Su calidad está calificada como media-baja. 

Para concluir, podemos añadir que tanto el ajo morado como otras variedades que se cultivan en España ofrecen muchas más garantías higiénico-sanitarias que el ajo procedente del país asiático. 

Según la Encuesta sobre Superficies y Rendimientos Cultivos (ESYRCE) DE 2021, que elabora el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, España cultiva 38.447 hectáreas de ajo. Castilla-La Mancha, con 24.834 hectáreas, es la principal comunidad productora, seguida de Andalucía, con 10.801, y Castilla y León, con 1.295.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento