Cómo contratar un depósito bancario: requisitos y beneficios de este producto de ahorro

Los usuarios recurren a adblockers para evitar anuncios invasivos en Internet.
Contratar un producto financiero
Fabian Irsara de Unsplash

El Banco Central Europeo (BCE) ha aumentado en apenas dos meses los tipos de interés para hacer frente a la elevada inflación de la eurozona, que en el mes de agosto se ha disparado hasta el 9,1%. La primera subida tuvo lugar en julio y fue de 50 puntos, mientras que la segunda, ejecutada el 8 de septiembre, ha sido de 75 puntos, la mayor de la historia del organismo europeo.

Uno de los impactos directos de la subida de los tipos ha sido la subida del euríbor y, consecuentemente, del encarecimiento de los préstamos hipotecarios. Sin embargo, los beneficiarios de estas subidas han sido los ahorradores, ya que los bancos han comenzado a abonar a aquellos clientes que tienen su dinero ahorrado en el banco a través de algún producto de bajo riesgo, como los depósitos.

Cómo funciona un depósito bancario

Un depósito bancario es un producto financiero muy sencillo, una "herramienta de ahorro para conseguir intereses con nuestro dinero y mantenerlo a salvo", explican los expertos del comparador financiero Helpmycash. Por tanto, se basa en mantener una cantidad determinada de dinero en el banco durante un plazo de tiempo determinado a cambio de beneficios. 

Para su contratación, el cliente se compromete con la entidad a mantener durante un plazo ese dinero invertido, que generará rentabilidad. "Es el interés que nos pagará el banco por custodiar el dinero del depósito", indican. Así, la TAE es el interés obtenido si mantenemos estos ahorros durante un año, mientras que el TIN es la rentabilidad real. 

Se trata de una de las inversiones más conservadoras, ya que apenas tiene riesgos.

La liquidación de estos intereses generados debe ser abonada por nuestra entidad y puede ejecutarse de manera mensual, trimestral, semestral, anual o a vencimiento. Además, el cliente puede cancelar anticipadamente (antes de que finalice el plazo acordado) para acceder al dinero.

Se trata de una de las inversiones más conservadoras, ya que apenas tiene riesgos, pues el dinero depositado está asegurado por el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) hasta un importe máximo de 100.000 euros por cada titular y entidad.

Cuáles son los requisitos de contratación

Desde Helpmycash detallan cuáles son las condiciones de contratación de estos productos y la documentación necesaria que se deberá aportar:

  • Importe mínimo: la mayoría de los depósitos requieren una cantidad mínima de inversión para su contratación, que depende de la entidad.
  • DNI o documentación de identidad: un requisito indispensable es la verificación de nuestra identidad para proceder a su tramitación.
  • Verificación de la actividad profesional: las entidades tienen que verificar la actividad laboral del futuro cliente. 
  • Cuenta bancaria: se requiere abrir una cuenta bancaria para transferir al depósito el dinero, "en la que nos abonarán los intereses y nos ingresarán el dinero una vez cumplamos el plazo".
Mostrar comentarios

Códigos Descuento