Alerta en Canarias: un huracán se aproxima a las islas y amenaza con un evento de lluvias "predecesoras"

Un huracán podría llegar a Canarias ya como ciclón tropical el próximo fin de semana y, aunque la probabilidad es baja, ya que ronda el 20%, el archipiélago podría sufrir un "evento de lluvias predecesoras" que podrían dejar hasta 100 litros por metro cuadrado en 24 horas, según ha informado Meteored.
Un huracán podría llegar a Canarias ya como ciclón tropical el próximo fin de semana y, aunque la probabilidad es baja, ya que ronda el 20%, el archipiélago podría sufrir un "evento de lluvias predecesoras" que podrían dejar hasta 100 litros por metro cuadrado en 24 horas, según ha informado Meteored.
Un huracán podría llegar a Canarias ya como ciclón tropical el próximo fin de semana.
METEORED

Un huracán podría llegar a Canarias ya como ciclón tropical el próximo fin de semana y, aunque la probabilidad es baja, ya que ronda el 20%, el archipiélago podría sufrir un "evento de lluvias predecesoras" que podrían dejar hasta 100 litros por metro cuadrado en 24 horas, según ha informado Meteored.

Aunque la probabilidad es baja, las islas occidentales podrían registrar precipitaciones intensas. En estos momentos la actividad del Atlántico tropical y subtropical ha aumentado y dos ciclones tropicales están activos, 'Gastos', una tormenta tropical, y 'Fiona', un importante huracán de categoría 4. Además, otras tres ondas "muy potenciales" podrían causar nuevos ciclones tropicales en los próximos días.

Según el meteorólogo de Meteored Víctor González, la más peligrosa está en el Caribe y podría generar un fuerte huracán, aunque la más inusual se encuentra cerca de Cabo Verde y se trasladará hacia Canarias con una elevada probabilidad de desarrollo en las próximas 48 horas.

Así, explica que a pesar de que no es extraño que eventualmente alguna onda se traslade de esta forma, lo inusual es que tenga posibilidad de desarrollo y se pueda convertir en un ciclón tropical por la presencia de corriente marina fría que rodea la costa africana hacia el sur y a la presencia común de aire seco del Sáhara, que impide la convección.

En este caso, añade que de acuerdo con el Centro Nacional de Huracanes se dan los requisitos para que pueda desarrollarse y hay un 60% de probabilidad de que se convierta en ciclón tropical en las próximas 48 horas.

Lo que sí es probable, según asegura el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Rubén Del Campo, es que las bandas nubosas impulsadas por el ciclón tropical alcancen el archipiélago canario a partir del próximo sábado, y que desde ese día deje por allí precipitaciones que el domingo y lunes se harían más intensas y generalizadas en todas las islas. Solo Lanzarote y Fuerteventura notarán de manera más leve los efectos de estas bandas nubosas provocadas por el ciclón tropical que, de acuerdo con los pronósticos actuales, "es bastante poco probable que llegue a impactar directamente" en las islas Canarias, asegura la Aemet.

De momento, pronostica que lo más probable es que el sistema cierre su circulación durante el viernes y se convierta en una depresión tropical y que el fin de semana comenzará a trasladarse hacia el norte acrecentando el proceso y cambiando a una tormenta tropical.

Los primeros días de la semana se situará al suroeste de Canarias, donde interactuará con una vaguada y perderá tanto la fuerza como sus características tropicales. Pero hay un 20% de probabilidades de que se registre un evento de lluvias predecesoras que son muy intensas, convectivas y vinculadas al ciclón tropical, pero no forman parte de este ni de su circulación.

Ambiente fresco en el resto de España

En el resto de España continuará el ambiente inestable durante el fin de semana debido al paso de un sistema frontal y a la posterior llegada de aire frío, que dará lugar a precipitaciones localmente fuertes en el norte y este de la Península y en Baleares. Las temperaturas bajarán y quedará un ambiente fresco para la época, sobre todo en la mitad norte.

Este jueves se formarán tormentas vespertinas en el centro, este y sur peninsular y en puntos del archipiélago balear, con chubascos que podrían ser localmente fuertes o muy fuertes en Murcia, Comunidad Valenciana y sur de Cataluña, acompañados en ocasiones de rachas intensas de viento y granizo.

Mañana viernes se esperan chubascos tormentosos intensos en Navarra, norte de Aragón y Cataluña, nieblas matinales en puntos del este y del sur peninsular y lluvias débiles en el norte de Galicia y comunidades cantábricas. Tampoco se descartan chubascos en el entorno de Baleares y en general se prevé que bajen las temperaturas en Galicia y que permanezcan estables en la cornisa cantábrica, mientras todavía se superarán los 30 o 32 grados en los valles del Guadalquivir y del Guadiana.

En general, en el resto de España los termómetros estarán por encima de los 25 o 30 grados, con valores normales para la época o algo más altos de lo habitual. 

El sábado 24 un sistema frontal dejará cielos nubosos y lluvias en el extremo norte, Aragón y Cataluña, donde podrán ser en forma de chubascos tormentosos localmente fuertes, que también podrían llegar al resto del área mediterránea peninsular y a Baleares. En el resto de la mitad norte y puntos del centro podría llover, aunque de manera menos frecuente, mientras en el sur estará despejado.

En general el sábado bajarán las temperaturas, sobre todo en el norte, donde podrán tener hasta 8 o 10 grados menos que el día anterior, pero en el valle del Guadalquivir aún superarán los 32 grados y en puntos del tercio norte rondarán los 20 de máxima.

El domingo aumentará de nuevo la inestabilidad, lloverá intensa y persistentemente en el Cantábrico, tercio oriental peninsular y Baleares, donde aumentará la probabilidad de chubascos localmente muy fuertes que dejarían mucha cantidad de agua en poco tiempo y podrían dar lugar a inundaciones.

Bajarán las temperaturas en el este y sur peninsular y los termómetros quedarán por debajo de los 25 grados, salvo en el tercio sur y en el archipiélago balear, con temperaturas que serán de 5 a 10 grados inferiores a lo normal en esta época en el nordeste de la Península.

La primera semana de otoño comenzará con tiempo inestable de nuevo en el extremo norte peninsular, Levante y Baleares, donde puede llover intensamente, mientras en el resto de la Península se anuncian chubascos dispersos. El martes las precipitaciones quedarán más acotadas a las comunidades cantábricas y Baleares, donde podrían ser de nuevo fuertes, y en el resto estará despejado con temperaturas que se recuperarán en el norte, Mediterráneo y en la mitad sur, pero con ambiente fresco para la época del año. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento