Los 'dobles desalojados' por la línea 7B: "Con 96 años y que me tenga que ver así..."

  • Varias familias que permanecían en un apartahotel desde el año pasado han dejado las instalaciones a las 12.00 h.
  • Otras se resisten a irse porque no tienen alternativa e insisten en que los 798€ que da la Comunidad son insuficientes.
Marciala Vega, de 95 años, es una de las vecinas de San Fernando damnificadas por la línea 7B de Metro.
Marciala Vega, de 95 años, es una de las vecinas de San Fernando damnificadas por la línea 7B de Metro.
Marina de la Cruz/ Efe

A las 12.00 horas de este martes ha expirado el plazo que tenían diez familias de San Fernando de Henares afectadas por la línea 7B de Metro de Madrid para abandonar el apartahotel en el que han estado residiendo el último año. A esa hora ha vencido el contrato de emergencia por el que la Comunidad de Madrid corría con el alojamiento y la manutención y a partir de ese momento la cuenta va a cargo de los vecinos.

Hace unos días, la Consejería de Transportes e Infraestructuras ofreció a los vecinos un acuerdo por el que se comprometía a adelantarles 4.788 euros, a razón de 798 al mes durante medio año, para que pudieran hacer frente a los "gastos de alojamiento". Esta cantidad se sumaría a la indemnización final que tengan que percibir los vecinos por los daños patrimoniales, según precisan fuentes del departamento que dirige David Pérez, y el objetivo que se busca es que los vecinos puedan disponer de ella hasta que se resuelvan los expedientes definitivos, una tarea en la que ya se trabaja. 

Sin embargo, esa cantidad no cubre el 100% de las estancias en el apartahotel que se ha convertido en el lugar de residencia de estos perjudicados. El establecimiento les dio una tabla de precios que iba de 960 a 1.150 euros al mes, dependiendo del tamaño del apartamento. 

Los vecinos transmitieron a la Comunidad que el dinero ofrecido era "insuficiente" y que muchos no podían hacer frente a la diferencia porque tenían que correr con los gastos de manutención. A estos había que añadir los casos de personas que siguen pagando hipotecas de las casas dañadas por el suburbano, algunas ya derruidas. Los vecinos pidieron un adelanto, de 12 meses en vez de 6, pero desde el Gobierno regional se les dijo este lunes que con la legislación vigente no era posible. 

Ante esta situación, al mediodía tres familias han decidido marcharse del apartahotel a casas de familiares o amigos hasta encontrar otra vivienda y siete de ellas permanecían en el establecimiento horas después de las 12.00, esperando a negociar una estancia o hallar una salida. 

Entre los que han abandonado el apartahotel se encuentra Marciala, de 96 años; Bautista Mangas y su esposa y el matrimonio formado por Hugo y Eva. "Yo ya tengo un sitio donde a ir, pero la mayoría de ellos no tiene nada más que el sol y la tierra", ha afirmado Bautista. "Podían hacer una prolongación perfectamente... y si es imposible, pues llevarlo de otra manera... pero echarnos de aquí y sin indemnizarnos por nuestros pisos y demás enseres, que nos los han tirado ellos, es incomprensible. Es algo que no lo entiendo y además ni quiero entrar en ello", ha agregado este vecino a las puertas del apartahotel. 

Por ese mismo umbral ha cruzado, entre aplausos de los presentes, Marciala, que cumplirá 96 años en marzo. "Habría mucho que hablar porque son muchos años los que tengo y esto es obligado (...) tengo 96 años y que me tenga que ver así por ciertas personas es muy gordo", ha acertado a decir Marciala, que ha salido del establecimiento acompañada por su hija Rosa. 

Es el último bloque de edificios que han tenido que desalojar en San Fernando de Henares, en Madrid. Son 16 familias las que ha tenido que huir en 24 horas de un edificio declarado en ruinas a causa de la línea de metro que pasa por debajo. Un drama que sufren desde hace 15 años en esta localidad en la que 86 familias ya no tienen hogar. La línea 7b del metro afecta a 18 calles, 400 viviendas están dañadas y 86 familias ya han sido desalojadas.

"¿Hay derecho a que una persona con 96 años se le echa a la calle? ¿Una persona sin recursos que lleva luchando toda una santísima vida que tenga que estar en la calle hoy?... Solamente lanzo esa esa pregunta, que se pongan en la postura de esta hija con esta madre", ha apostillado la mujer.

Rosa ha explicado que su madre, pensionista, compró su casa "con muchísimo esfuerzo" y tenía muy claro que no quería irse de ella mientras se valiera por sí sola. "Ahora se ve con 96 años y sin casa (...) estará con mi hermana y conmigo, pero ella quiere que, por favor, le den su casa antes de morirse", agrega la hija de Marciala.

El matrimonio formado por Hugo y Eva están en la misma situación. "Sabíamos que teníamos que irnos el día 20, pero hasta el último momento no sabíamos si nos iban a dar una alternativa o no", ha explicado él. "Ahora nos han dicho que nos dan un dinero para alquilar un piso, pero tenemos que adelantar nosotros el dinero... Tenemos todavía una hipoteca pendiente de pagar y sin casa. Yo no puedo adelantar dinero por ahora así que no sé dónde vamos a ir, posiblemente a casa de mi madre", ha agregado visiblemente afectado.

A las puertas del apartahotel ha acudido el alcalde de San Fernando de Henares, Javier Corpa, para arropar a los vecinos que este martes tenían que dejar las instalaciones. También ha estado la familia formada por Juan Fuentes, Eva María Medina y el hijo de ambos, Iván. El primero preside la Asociación de Afectados Presa–Rafael Alberti y ha estado asesorando durante toda la mañana a los vecinos que no se han marchado a mediodía del establecimiento. El objetivo es encontrarles un lugar alternativo para vivir y evitar un desalojo del apartahotel.

Juan Fuentes conoce bien el complejo de apartamentos porque desde que salió de su casa en septiembre de 2021 hasta antes de este verano fue su lugar de residencia. Desde hace unos meses los tres residen en un piso con un alquiler mensual de 1.100 euros, ha detallado Fuentes a 20minutos. La Comunidad de Madrid ha corrido con las mensualidades hasta este martes, a partir de ahora recibirán 798 euros cada mes durante seis, el plazo que se ha marcado Transportes para resolver la indemnización patrimonial definitiva. 

La diferencia mensual la tendrán que aportar ellos, como parece que también tendrán que dar la fianza a su casero: cuando arrendaron el inmueble el contrato se puso a su nombre pero la Comunidad, a través de Tragsa, dio la fianza. Este mismo martes, antes de las 12.00 horas, Juan ha recibido un correo electrónico instándole a devolver esa cantidad de dinero mediante transferencia.

Varios vecinos de San Fernando de Henares, este martes, saliendo del apartahotel en el que han vivido el último año.
Varios vecinos de San Fernando de Henares, este martes, saliendo del apartahotel en el que han vivido el último año.
Iván Fuentes Medina

Unos llegan y otros se van

Los afectados por los desperfectos de la línea 7B que este martes han dejado el apartahotel cercano al aeropuerto se han cruzado con algunas de las 30 familias que este lunes fueron desalojadas de sus casas, situadas en el número 7 de la calle de Rafael Alberti. Algunas han llegado hasta este complejo y otras han sido derivadas a un hotel cercano y a un hostal situado en San Fernando. "Tenemos la sensación de que son las gallinas que entran por las que salen", ha lamentado un vecino afectado. 

Documentando el ir y venir de unos y otros está Iván Fuentes Medina, un joven de 22 años que vivía con sus padres en una de las viviendas que ya han sido derribadas por los daños que causaron en su estructura los deslizamientos de tierra. Iván estudió un grado superior de Proyectos Audiovisuales y lleva meses grabando y fotografiando el calvario que atraviesan su propia familia y de sus vecinos.

Esta semana, precisamente, ha visto la luz un documental grabado y editado por él y por el periodista Diego Serradilla que lleva por título 'Vidas rotas'. También grabó la salida de los vecinos desalojados este lunes y esta tarde, a partir de las 19.00 horas, participará en la manifestación convocada en San Fernando de Henares por los afectados. "Va a ser multitudinaria", dicen los perjudicados por la línea 7B, que actualmente está parcialmente cerrada por reparaciones, y que reclaman una solución integral y definitiva a los problemas que está causando en la localidad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento