Detienen a uno de los asesinos de Sandra Palo y un amigo por rociar con un extintor a un hombre para robarle 6.000 euros

Concentración en recuerdo de Sandra Palo
Concentración en recuerdo de Sandra Palo
EP

Hace casi dos décadas, cuatro adolescentes -tres de ellos menores de edad- violaron y quemaron viva a Sandra Palo, una joven de 22 años y una leve discapacidad intelectual. Ahora, uno de sus asesinos, Ramón Santiago J., ha sido detenido por agredir violentamente a un varón y rociarle el rostro con el contenido de un extintor para sustraerle casi 6.000 euros en efectivo, según ha informado un portavoz de la Jefatura Superior de la Policía de Madrid.

Los hechos ocurrieron el 30 de julio en el distrito madrileño de Puente de Vallecas, cuando la víctima fue abordada por dos personas encapuchadas que lo golpearon y lo tiraron al suelo. Al parecer, los malhechores lo habían engañado prometiéndole comprar un motor de automóvil a través de una conocida aplicación de venta de artículos de segunda mano.

Una vez llegó el hombre con el dinero al lugar acordado para efectuar la compraventa, le rociaron por sorpresa la cara con un extintor, le sustrajeron una mochila con dinero en efectivo y un collar de oro, antes de huir del lugar rápidamente a bordo de un vehículo.

Iniciada la investigación por parte de los agentes, lograron la identificación y localización de los dos autores, que finalmente fueron detenidos este martes como presuntos responsables de un delito de robo con violencia, pasando posteriormente a disposición de la autoridad judicial.

Un rapero con una veintena de antecedentes

Ramón Santiago J., actualmente de 36 años, 17 violó, mató y quemó viva a Sandra Palo en un cruel asesinato por el que fue condenado junto con José Ramón M.M., alias Ramoncín, de la misma edad. Ambos fueron sentenciados a 17 años en un centro de internamiento, pero salieron en libertad en 2012.

Los otros dos condenados fueron Francisco Javier A.L., alias el Malaguita. Cuando cometió los hechos tenía 18 años y tres meses, por lo que fue juzgado como mayor de edad y sentenciado a 64 años de prisión, en la que todavía está. 

El cuarto condenado fue Rafael G.F., Rafita, de 14 años en el momento del asesinato. Cumplió cuatro años en un centro de menores y tras salir ha cometido numerosos robos y otros delitos contra la propiedad, por los que ha sido arrestado varias veces.

El ahora detenido cuenta con 20 antecedentes por delitos contra la propiedad y la salud pública tras salir del centro de internamiento. Su compinche, de 19 años, tiene ocho por hechos similares. Ramón Santiago se ha dedicado al rap y escribe y canta canciones con el sobrenombre de 'Zuni'.  

Mostrar comentarios

Códigos Descuento