Macron tumba el plan de Sánchez sobre el MidCat: "Es falso que haga falta un tercer gasoducto entre Francia y España"

Macron, en una rueda de prensa.
Macron, en una rueda de prensa.
MOHAMMED BADRA / POOL
Macron, en una rueda de prensa.

Menos de una semana después de que su ministro de Economía, Bruno Le Maire, se abriera a "estudiar" el proyecto del MidCat a petición de Alemania y España, el presidente francés, Emmanuel Macron ha cerrado este lunes de forma tajante esta vía. En una comparecencia ante los medios tras una reunión a distancia con el canciller alemán Olaf Scholz, ha afirmado que no hacen falta nuevas interconexiones de gas con España porque las actuales están muy lejos de la saturación y que el gasoducto en el que Berlín, Lisboa, Madrid y hasta la Comisión Europea ven como una solución para amortiguar la falta de gas ruso no se justifica por motivos energéticos o ambientales.

Macron ha insistido en la "solidaridad" energética con Alemania y, obviando el sur de los Pirineos, ha proclamado el nacimiento de la "solidaridad fraco-alemana de la energía". 

En lugar de hacer un nuevo gasoducto que conecte la Península ibérica con el centro de Europa, Macron ha apostado por aprovechar del todo las interconexiones que ya existe, por el País Vasco y Navarra, y que están "están "infrautilizadas", ha dicho. En este sentido, ha asegurado en que es "falso, factualmente falso" que haga falta un tercer gasoducto entre España y Francia. "Si hoy estuviésemos en el 100% de la utilización de la utilización de nuestros gasoductos y hubiese hoy una necesidad de exportar gas hacia Francia, Alemania y otro lugar, les diría que sí, pero no es así".

Por otra parte, ha dejado clara la preferencia por "desarrollar las conexiones eléctricas con España", en lugar de tuberías para transportar gas, de modo que lo que se exporte al resto de Europa sea electricidad, producida a partir de renovables.

"Necesitamos más interconexión eléctrica. No estoy convencido de que necesitemos más interconexión de gas, cuyas consecuencias, en particular sobre el medio ambiente, y en particular sobre el ecosistema, son más importantes", ha dicho.

En principio, este es el enfoque por el que apuesta también la Comisión Europea, el de financiar con fondos de la UE interconexiones eléctricas y no de gas. Sin embargo, la número 3 de su Dirección General de Energía, Mechthild Wörsdörfer, mostró la semana pasada la disposición del Ejecutivo comunitario a hacer una excepción con zonas con escasa interconexión, como sucede entre España y Francia, donde la de gas no llega al 3%. No lo citó pero sus indicaciones señalaban directamente al MidCAT.

Para ello, sin embargo, sigue faltando tener a Francia dentro del proyecto. Bruselas, España, Alemania, Portugal e incluso Italia intentan convencer a París, que cada día que pasa hace más explícito su rechazo al proyecto. 

Frente a la afirmación de Macron de que el MidCat no se justifica por motivos energéticos, el Gobierno español tiene claro que ahora sí -no en 2019, cuando era demasiado caro y poco necesario- y se malicia motivos espúrios, más relacionados con una histórica intención francesa de aislar a España de la UE.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento