Guillermo Furiase, hijo de Lolita Flores, se sienta por primera vez en un plató de televisión: "Me parezco a mi tío Antonio"

Guillermo Furiase, hijo de Lolita.
Guillermo Furiase, hijo de Lolita.
MEDIASET

Lolita Flores protagonizó una de las entrevistas más emotivas de la trayectoria de Déjate querer. La cantante, que se abrió en canal ante Toñi Moreno, tuvo las emociones a flor de piel e, incluso, en muchos momentos se rompió.

Uno de ellos fue cuando recibió la sorpresa de su hijo, Guillermo Furiase, que hizo así su debut televisivo tras aparecer por primera vez en un plató. Allí hizo público su amor por su progenitora, a la que hizo llorar. "Me lo dicen mucho, que con el paso del tiempo me parezco a mi tío Antonio. Es el ADN", dijo sobre su parecido físico con su fallecido tío.

"A él no le gustan estas cosas... Ay, mi Guillermo", conseguía exclamar, únicamente, la cantante y actriz.

Él, por su parte, tenía un mensaje muy emotivo para ella. "Sabes que vivimos juntos y nos vemos siempre, pero sabes que, si soy fuerte en algo, es gracias a ti. Aunque yo no te lo diga, porque me cuesta mucho, te lo quiero decir muy grande hoy. Soy tu mayor fan como artista, como persona y como madre", le dedicó el joven artista.

"Gracias por cogerme el teléfono y estar siempre. Me voy haciendo mayor y eres muy importante para mí y para mi vida. Tienes dos pedazos de nietos, pero también tienes a tus hijos. ¡Te quiero con locura! Es la mejor forma de decirte que te quiero y que es un orgullo ser tu hijo", prosiguió Guillermo.

Lolita, un mar de lágrimas, respondió: "Para mí sí que es un orgullo haberte parido, porque llegaste cuando ya estaba fatal con tu padre. Gracias a dios que me iluminó para tenerte, porque tú y tu hermana sois lo mejor que tengo en mi vida. Lo único que le pido a dios es veros triunfando a los dos. A tu hermana ya la estoy viendo y ahora quiero verte llenando estadios porque eres un gran músico", le dedicó, esta vez, su madre.

Lolita también habló sobre las muertes de su madre, Lola Flores, y su hermano, Antonio Flores, con tan solo quince días de diferencia, y sobre cómo las superó: "Me volví loca y me salvaron mis hijos. Salía muchísimo y llegaba a mi casa con la hora justa de llevarlos al cole, ellos lo verían... Lo superé cantando, heredé la banda de mi hermano y me puse a trabajar a los 10 días. Cantaba canciones de él y mías, terminaba de trabajar y daba patadas a las puertas de los camerinos. Lo de mi madre era una muerte anunciada, pero mi hermano no", se sinceró la artista.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento