Medvedev dice que amenazar a Rusia es "jugar al ajedrez con la muerte" y el resultado puede ser "el fin de la humanidad"

El expresidente ruso, Dmitri Medvédev, junto al presidente de Rusia, Vladímir Putin, en una imagen de archivo.
El expresidente ruso, Dmitri Medvédev, junto al presidente de Rusia, Vladímir Putin, en una imagen de archivo.
KREMLIN

El expresidente de Rusia, Dmitri Medvedev, uno de los colaboradores más cercanos de Vladimir Putin, ha redoblado el nivel de sus amenazas a Occidente en sus últimas declaraciones, este fin de semana.

Medvedev dijo que cualquier interferencia en los asuntos de su nación culminaría en un "juego de ajedrez con la muerte". Además, añadió que los "sueños sucios de los pervertidos anglosajones" estaban estimulando los esfuerzos para "paralizar" a su país hambriento de guerra.

En una publicación en su canal de Telegram, Medvedev dijo: "(La caída de Rusia) son los sueños sucios de los pervertidos anglosajones, que se van a dormir con un pensamiento secreto sobre la ruptura de nuestro estado, pensando en cómo despedazarnos, cortarnos en pedacitos".

"Tales intentos son muy peligrosos y no deben subestimarse. Esos soñadores ignoran un simple axioma: una desintegración forzosa de una potencia nuclear es siempre un juego de ajedrez con la muerte, en el que se sabe precisamente cuándo llega el jaque y el mate: el fin del mundo para la humanidad", amenazó el expresidente.

Por si fuera poco, Medvedev recordó en sus declaraciones en su canal de Telegram que los arsenales nucleares de Rusia son "la mejor garantía para salvaguardar la Gran Rusia".

Medvedev fue presidente de la Federación Rusa de 2008 a 2012 y primer ministro ruso de 2012 a 2020. El 15 de enero de 2020 renunció a su cargo y pasó a ocupar el puesto de vicepresidente del Consejo de Seguridad del país.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento