Cómo sobrevivir a una vuelta al cole marcada por la inflación

  • Las familias afrontan un retorno a las clases más caro debido a la subida generalizada de los precios.
  • Los productos de papel han subido más de un 23,1%, los libros de texto un 1,8% y lápices o bolígrafos el 4,9%.
Dos niños llegan de la mano al colegio donde estudian, el Josep Maria Jujol de Barcelona, en el primer día del curso escolar en Cataluña 2014-2015.
Dos niños llegan de la mano al colegio donde estudian.
MARTA PÉREZ/EFE/ARCHIVO

“Volver a empezar, otra vez. Volver a estrenar zapatos y libros. Volver a encontrar los viejos amigos. Y juntos volver a empezar…”. Esta popular canción de un anuncio de una cadena de grandes almacenes marcó durante años el final del verano. Escucharla en la televisión significaba para muchos niños que pronto tocaría retornar a las clases. Tampoco suele ser un trámite sencillo para las familias, ya que la vuelta al cole supone uno de los momentos de mayor gasto en los hogares.

Por si fuera poco, las familias afrontan una de las vueltas al cole más caras por el descontrol de los precios. La cesta de la compra no ha dejado de subir en los últimos meses. El índice de precios al consumo se ha situado en el 10,4% en agosto, según el dato avanzado publicado esta semana por el Instituto Nacional de Estadística. Aunque se ha relajado ligeramente respecto al 10,8% de julio, son incrementos que no se veían desde hace 40 años.

La vuelta al cole supone un aumento del gasto para muchas familias, ya que tienen que comprar libros de texto, el material escolar y la ropa. Los hogares gastarán una media de 405 euros por hijo en el inicio del curso escolar, según un informe del comparador bancario iAhorro. Esta cifra supone un incremento del 4,7% respecto al año pasado.

Los libros de texto suponen uno de los gastos más elevados en la vuelta al cole. En concreto, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) calculó el año pasado que las familias gastarían por cada hijo unos 184 euros en libros de texto, unos 88 euros en material escolar y unos 176 euros en el uniforme.

Las familias tendrán que rascarse más el bolsillo para la compra de los libros y del material escolar por el efecto de la inflación. Según los datos del INE de julio, los productos de papel han subido más de un 23,1%, mientras que los libros de texto se han encarecido un 1,8%. Otros artículos de papelería, como lápices o bolígrafos, han sufrido un incremento del 4,9%.  

Cómo reducir el coste de la vuelta al cole

Ante el impacto tan elevado que supone la vuelta al cole en la economía familiar, hay que buscar maneras de reducir los gatos. Cuando se quiere ahorrar, lo primero es elaborar un pequeño presupuesto donde se indiquen las cosas que se necesitan comprar y cuánto dinero se puede llegar a gastar.

Una de las principales partidas son los libros de texto. Hay comunidades autónomas, como Andalucía y Navarra, que cuentan con programas que permiten acceder a ellos de forma gratuita. Sin embargo, no todas las familias pueden beneficiarse de este sistema. En ese caso, pueden recurrir a los sistemas de préstamos o intercambio de libros puestos en marcha por la asociación de familias del colegio o recurrir a tiendas de segunda mano.

Si se quiere ahorrar con los materiales escolares y la ropa, conviene comparar los precios entre diferentes establecimientos antes de comprarlos. También se pueden aprovechar las ofertas y las promociones disponibles para la vuelta al cole. Eso sí, solo hay que comprar aquellos materiales que se hayan incluido anteriormente en el presupuesto.

El transporte es otro de los gastos más importantes durante el curso escolar, que además se ha visto incrementado en 2022 por la subida del precio de los combustibles. El Gobierno ha aprobado la gratuidad en los abonos recurrentes de los trenes de Cercanías para el período comprendido entre el 1 de septiembre y el 31 de diciembre. También ha dado ayudas para que las comunidades autónomas reduzcan el precio de los billetes multiviaje y abonos para fomentar el transporte público y reducir el consumo energético.

Gracias a estas ayudas, las familias pueden recurrir al transporte público para reducir el impacto de la inflación en su economía familiar. Acompañar a los niños al colegio en el autobús o el metro supone un importante ahorro respecto a llevarlos en coche, aunque puede suponer un incremento en el tiempo destinado al desplazamiento. También pueden consultar si su comunidad autónoma dispone de ayudas para el transporte escolar.

Si se ha conseguido ahorrar algo de dinero en la vuelta al cole respecto al presupuesto, siempre se puede aprovechar para sacarle partido. Finect dispone de un escaparate de productos para empezar a invertir para los ahorradores que nunca lo han hecho. También puede poner en contacto con un asesor profesional de forma totalmente gratuita para informarse sobre cómo sacar provecho a su dinero.

Conoce tu perfil inversor

Mostrar comentarios

Códigos Descuento