El juez del 'caso Silvia' investiga a un nuevo médico de la clínica que la atendió tras la operación estética... y ya van tres

Silvia Idalia, de 34 años, antes de someterse a la cirugía estética y quedar en coma
Silvia Idalia, de 34 años, antes de someterse a la cirugía estética y quedar en coma.
Foto personal

El juez que estudia el caso de Silvia Idalia, la mujer que falleció el pasado fin de semana después de permanecer tres meses grave tras someterse a una operación estética, ha citado como investigado a un nuevo médico de la clínica CEME que la atendió tras la intervención.

El letrado de la familia de Silvia, Francesc Jufresa, ha confirmado a Efe este miércoles esta nueva imputación en la causa, y que se suma a los dos médicos que ya declararon como investigados. También está bajo investigación la propia clínica.

Jufresa ha detallado que se trata de un medico que "participó, o más bien no lo hizo, en el postoperatorio", en referencia a la falta de atención que entienden que sufrió la mujer, que tras someterse a una triple operación el pasado 29 de abril tras la que sufrió una infección por la que finalmente fue trasladada grave al hospital La Paz una semana después.

Fue sedada para mantenerla en coma y, tras mejorar durante unos días y rebajarle la sedación, falleció el pasado domingo.

Se agravan los cargos

Desde su muerte, el Juzgado de Instrucción número 46 ha pasado de investigar un posible delito de lesiones imprudentes a investigar un posible homicidio imprudente, han confirmado a Efe fuentes jurídicas.

Los abogados de Silvia presentaron hace unas semanas en el juzgado una ampliación de la denuncia inicial referida a Silvia Idalia en la que incluyeron a 19 posibles afectados más por negligencias en la clínica CEME, ya que se trata de casos similares, en los que la vida de algunos afectados se vio en riesgo.

Ahora se plantean pedir que se reabra el caso de otra persona que falleció hace dos meses tras someterse a una operación en la misma clínica, y que inicialmente fue archivado, al considerar que hay indicios de delito por parte de la empresa médica.

Respuesta de la clínica

Por su parte la clínica CEME, que siempre ha defendido que la atención a la paciente fue la correcta, presentó recientemente ante el juzgado un informe de parte firmado por el jefe de Enfermedades Infecciosas del Hospital Ramón y Cajal, que descarta una posible mala praxis, porque Silvia Idalia no contrajo la bacteria que le provocó la grave infección en el entorno hospitalario, sino que procedió "de la microbiótica (flora) de la propia paciente", y fue atendida de forma adecuada y constante en la operación y después

Mostrar comentarios

Códigos Descuento