Las temperaturas extremas provocaron más de 2.100 muertes en julio, la mitad de ellas una vez finalizada la alerta por ola de calor

Un joven se tira una botella de agua por encima en Madrid para combatir el calor.
Un joven se tira una botella de agua por encima en Madrid para combatir el calor.
EUROPA PRESS
Un joven se tira una botella de agua por encima en Madrid para combatir el calor.

La ola de calor que tuvo lugar entre el 9 y el 18 de julio en España dejó datos que evidencian que las temperaturas extremas pueden afectar de forma negativa en la salud de las personas, causando incluso la muerte. En concreto, el Sistema de Monitorización de la Mortalidad Diaria (MoMo) estima que durante todo el mes se produjeron 2.124 fallecimientos en el país atribuibles a las altas temperaturas.

Este procedimiento, que gestiona el Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III, identifica las desviaciones de mortalidad diaria por todas las causas, según las series históricas de mortalidad, y las comunica al Ministerio de Sanidad para tomar las medidas de control o de investigación apropiadas.

De esta manera, los datos recogidos en julio muestran que de las 40.946 muertes estimadas por cualquier causa, más del 5% se podría atribuir al calor. Cabe destacar que la información que proporciona MoMo son  estimaciones, por lo que no refleja defunciones de personas reales, pero sí una aproximación.

El 19 de julio podría haber sido el día con más defunciones

Los datos estiman que en los días que duró la ola de calor se podrían haber dado 870 muertes. Sin embargo, este fenómeno atmosférico ha seguido afectando a pesar de que se haya terminado la alerta: desde el 19 hasta el 29 de julio se atribuyen 1.234 defunciones a las altas temperaturas, más de la mitad del total del mes (2.124).

Según el sistema MoMo, a partir del 15 y hasta el 24 de julio se habría superado el número de 100 fallecimientos por día atribuibles a temperaturas. En este sentido, el día con una mayor incidencia sería el 19, un día después de la finalización de la ola de calor, con 184 defunciones atribuibles. Y es que solo en la semana del 18 al 24 se estiman 1.018 personas fallecidas atribuibles a las temperaturas.

Las personas de mayor edad, las que trabajan en las calles a las horas con temperaturas más altas o las que tienen problemas respiratorios son las que más pueden llegar a sufrir debido al calor extremo. Así, de las 2.124 muertes que se estima que causaron las temperaturas extremas, cerca de 2.000 se corresponderían a mayores de 65 años, de las cuales se atribuyen 422 a hombres y 935 a mujeres de más de 85 años.

Las estimaciones por Comunidades Autónomas

La comunidad con más defunciones atribuibles a las máximas temperaturas es Madrid con 470, seguida por Castilla y León con 344 y Andalucía con 257. Por detrás de estas tres se encuentran Cataluña y Castilla la Mancha con 177, Extremadura con 141, Aragón con 140 y Galicia con 135.

Por debajo de las cien muertes estimadas están la Comunidad Valenciana (91), País Vasco (67) Navarra (57), La Rioja (30), Canarias (27), Asturias (14), Baleares y Murcia (2) y Cantabria (1). En las ciudades de Ceuta y Melilla no se atribuye ninguna muerte por temperaturas.

Redactora '20minutos'

Graduada en Periodismo por la Universidad de La Laguna. Máster en Periodismo Multimedia Profesional de la Universidad Complutense de Madrid y máster en Periodismo Experto en Criminología del Instituto Europeo de Periodismo y Comunicación. Tras probar diferentes ámbitos de la comunicación, llegué a 20minutos en 2022 con mucha ilusión y desde entonces he pasado por Consumo, Mi Bolsillo y Última Hora.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento