Perseidas 2022: a qué hora y dónde ver las esperadas lágrimas de San Lorenzo

Varios meteoros de las conocidas como Perseidas, uno de los espectáculos astronómicos más populares del verano, vistos desde Monfero, A Coruña.
Varios meteoros de las conocidas como Perseidas en una imagen de archivo
Cabalar / EFE
Varios meteoros de las conocidas como Perseidas, uno de los espectáculos astronómicos más populares del verano, vistos desde Monfero, A Coruña.

Sin duda, las perseidas son uno de los fenómenos que nos ofrece el cielo nocturno y una de las lluvias de meteoros más esperadas durante el verano por los amantes de la astronomía. El cielo despejado y el tiempo convierten a este evento en uno de los planes más recomendables durante las noches del mes de agosto.

Como destaca el departamento de Astronomía del Instituto Geográfico Nacional (IGN), esta lluvia de estrellas fugaces ocurre cada año en torno al 12 de agosto y reciben el nombre popular de 'lágrimas de San Lorenzo', por la proximidad del día de máxima actividad al 10 de agosto, festividad del mártir español.

Cómo observar esta lluvia de estrellas

Las perseidas son "visibles desde todo el hemisferio norte en pleno verano", añaden, y pueden alcanzar una velocidad superior a los 50 kilómetros por segundo. De tal manera que su tasa de actividad puede llegar a los 200 meteoros por hora. 

"Aunque su momento de máxima actividad tiene lugar en las noches del 11 al 13 de agosto, las perseidas comienzan habitualmente a verse hacia el 17 de julio y terminan hacia el 24 de agosto", detallan. 

Esto hace que sea la lluvia de estrellas más fácil de observar de todas las que tienen lugar a lo largo del año, si se dan unas condiciones atmosféricas favorables. Sin embargo, este 2022 será un mal año para su observación, "puesto que su máximo se producirá coincidiendo con la luna llena". 

Cuál es su origen

Cada año, a principios de agosto, el planeta Tierra cruza la órbita del cometa 109P/Swift-Tuttle, que tiene un período de 133 años y que pasó cerca del Sol por última vez en 1992.

Esta órbita está llena de partículas pequeñas que han sido liberadas por el cometa en sus pasos anteriores. Por ello, cuando una de estas partículas soltadas por el cometa 109P/Swift-Tuttle entra en la atmósfera terrestre a gran velocidad, la fricción la calienta hasta vaporizarla a gran altura.

Así, "la correspondiente lluvia de meteoros parece tener un único centro de origen, un punto del que parecen surgir todas las estrellas fugaces. Ese punto se denomina 'radiante' y su localización se utiliza para nombrar a la lluvia de estrellas. Así pues, las perseidas tienen su radiante en la constelación de Perseo", según el Instituto Geográfico Nacional (IGN).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento