Omar Anguita  Diputado y portavoz Socialista de Infancia y Juventud
OPINIÓN

Más Orgullo que nunca

Numerosos rostros conocidos reivindican y celebran el Orgullo en Madrid
Numerosos rostros conocidos reivindican y celebran el Orgullo en Madrid
Europa Press

Escuchaba el otro día en un debate, en un colegio mayor, que cada día nos limitaban más nuestros privilegios. En realidad, tal y como le dije en mi respuesta, no se limitan los privilegios. Lo que se limitan son nuestros derechos y, quienes tienen suerte de conservarlos, se convierten en poseedores de privilegios.

Ayuso ha tomado la decisión de intentar invisibilizar la manifestación del Orgullo en Madrid. Una manifestación donde se reivindica el derecho a ser y mostrarse como en realidad eres, a veces, lejos del convencionalismo estandarizado que ha imperado en nuestra sociedad durante los últimos siglos.

Ese derecho a ser como uno es choca frontalmente con quienes no solo no entienden, si no que no respetan la forma de vivir y de sentir ajena. Esos son quienes señalan en el colegio, quienes agreden en las calles.

Es por ello por lo que, ante el aumento de agresiones directamente vinculadas con la normalización de discursos de odio desde las instituciones públicas, se hace más necesaria que nunca la reivindicación del Orgullo en Madrid. Una marcha reivindicativa que denuncia el avance de la intolerancia en nuestras calles y el aumento de los intolerantes en nuestras instituciones. Una marcha que, por primera vez desde hace años, no se emitió en nuestra televisión pública regional.

Una marcha que denuncia el avance de la intolerancia en nuestras calles y el aumento de los intolerantes en nuestras instituciones

Ayuso continúa su agenda de expansión ideológica hacia Vox, asumiendo sus postulados para así arrinconarles ideológicamente. Frente a lo que ocurre en Europa, con una derecha que lo que hace es bloquear parlamentaria y democráticamente a la ultraderecha, Ayuso tiene otra estrategia: mimetizarse con la ultraderecha para así conseguir su espacio electoral.

El precio no lo pagarán los votantes de Vox. El coste de esta decisión lo sufriremos los ciudadanos, viendo que nuestra región retrocede en la defensa de los derechos conseguidos durante las últimas décadas.

Por ello, un año más y con más fuerza si cabe, lo hemos dicho alto y claro: ni un paso atrás en la defensa de los derechos LGTBI, frente a quienes se niegan a respetar la diversidad de nuestra sociedad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento