El abogado de Kim Kardashian insiste: la demanda que ha recibido por su marca de cosméticos es un "intento de extorsión"

Kim Kardashian en Nueva York
Kim Kardashian en Nueva York
GTRES

Hace nada era Hailey Bieber por su marca Rhode -aunque en su caso parece más justificada- y ahora ha sido Kim Kardashian la celebrity demandada por infracción en el uso de una marca registrada para su nueva línea de cuidados de la piel, llamada Skkn by Kim. Quien se ha colocado enfrente de la empresaria y su negocio es el estudio de estética de Brooklyn Beauty Concepts.

Ha sido la fundadora del mismo, Cyndie Lunsford, quien mantiene ante la justicia que es ella, desde 2018, la propietaria de la marca SKKN+. Sin embargo, Michael Rhodes, abogado de las Kardashian, ha salido en defensa de Kimberly y ha explicado en las páginas de Page Six que todo esto es, en su opinión, un "intento de extorsión".

"Esta demanda no es lo que parece", afirma el abogado, que admite que recibieron el año pasado una carta de cese y desistimiento de Lunsford para que no continuaran con el nuevo nombre. "Aplaudimos a la señora Lunsford por ser propietaria de una pequeña empresa y perseguir sus sueños. Pero eso no le da derecho a afirmar falsamente que hemos hecho algo mal", continúa.

"En su carta, Beauty Concepts afirmaba poseer los derechos de un logotipo compuesto por SKKN+ y que acababa de solicitar la protección de marca registrada para ese logotipo", explica Rhodes, que añade que, sin embargo, "el negocio era una tienda de una sola persona que ofrecía tratamientos faciales desde una única ubicación en Brooklyn". "El espacio no tenía señalización y se contactaba solo con cita previa. Hasta donde sabemos, Beauty Concepts no ha vendido ningún producto con el nombre SKKN+", argumenta.

Kim Kardashian se ha negado a retirar su marca cuando desde la empresa cosmética han impugnado su solicitud directamente ante la Oficina de Patentes y Marcas Registradas de los Estados Unidos, o USPTO en sus siglas en inglés. "La USPTO rechazó la marca SKKN+ de Beauty Concepts diciendo que skkn solo significa piel", explica Rhodes, por la similitud en la pronunciación en inglés del término skin.

Añade el abogado que Kimberly intentó razonar con la empresa "varias veces" para intentar "llegar a un entendimiento y coexistir", pero que Beauty Concepts "en absoluto tenía la intención de ningún compromiso más allá de exigir mucho dinero".

Por eso mismo, porque entiende Rhodes que la demanda trata "menos sobre la ley de marcas registradas y más sobre tratar de aprovechar un acuerdo amenazando con dañar el nombre y la reputación de la Sra. Kardashian" que "no va a funcionar".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento