Las denuncias por violencia sexual crecen un 65% en Cataluña en la última década

Varias decenas de vecinos accedieron la noche de este domingo a un piso ocupado por jóvenes inmigrantes en la localidad de Premià de Mar (Barcelona) para tratar de expulsarles y se enfrentaron a los agentes de los Mossos y la Policía local que acudieron al lugar, y que tuvieron que hacer diversas cargas. Según han informado a Efe fuentes de los Mossos, la policía de la Generalitat tuvo conocimiento, poco antes de las 23.00 horas, de que se estaba produciendo una pelea en la céntrica avenida Lluis Companys de Premià de Mar, con el lanzamiento de piedras y otros objetos, por lo que acudieron al lugar patrullas de Seguridad Ciudadana y de la Policía Local. Los agentes comprobaron que el grupo de asaltantes habían accedido al piso y habían causado daños, aunque su presencia no intimidó a esas personas, cuyo número iba en aumento, por lo que pidieron refuerzos de unidades de orden público.
Imagen de archivo Mossos d'Esquadra.

Las denuncias por violencia sexual han aumentado un 65,5% en Cataluña durante la última década. Ante estos datos, los Mossos d'Esquadra han elaborado un plan para prevenir las violencias sexuales en los entornos de ocio -con la voluntad de ampliarlo a otros ámbitos más adelante- que incluirá medidas como el patrullaje específico basado en datos policiales y la mejora de los atestados, entre otras cosas.

Así lo han explicado este lunes el conseller de Interior, Joan Ignasi Elena; la portavoz de los Mossos, Montserrat Escudé, y la consellera de Igualdad y Feminismos, Tània Verge, en rueda de prensa en la que Elena ha detallado que las medidas de este plan se coordinarán desde un gabinete "homologable al de la lucha antiterrorista".

Y es que "las violencias machistas son el principal problema de seguridad pública de este país y en verano se incrementan con mayores entornos de ocio", ha remarcado Verge. El plan responde, así, al incremento de los datos de violencia sexual en Cataluña en los últimos 10 años, con 36.929 casos en conocimiento de los Mossos, 26.073 víctimas -la mayoría, mujeres- y 10.013 detenciones -la mayoría, de hombres, y un 11,43%, de menores de edad-.

De hecho, Elena ha detallado que ocho de cada diez mujeres catalanas manifiestan haber sufrido algún tipo de violencia sexual y que una de cada cuatro la sufrieron el año anterior a la encuesta, hecha en 2019. Además, un 12% han sido víctimas de agresiones sexuales, con un 9% de violaciones o intentos de violación.

Por otra parte, en 2021, la mayoría de víctimas de agresión sexual fueron chicas de entre 14 y 21 años, con un incremento de un 41,9% en los casos de agresiones sexuales a menores de 16 años. Los Mossos destacan también que, entre enero de 2021 y junio de 2022, se han registrado 288 agresiones sexuales con sumisión o vulnerabilidad química.

"El hecho de que haya tantas denuncias demuestra que es una realidad dramática de nuestra sociedad y, por otra parte, que se denuncia más, y éste es también uno de nuestros objetivos: que se denuncien todos los casos que se producen", ha señalado Elena, ya que, pese al incremento, Escudé ha detallado que varios estudios apuntan que entre el 70 y el 90% de los casos no se denuncian.

Plan contra la violencia sexual en el ocio

El plan de los Mossos para combatir la violencia sexual en los entornos de ocio tiene como objetivos "dar una respuesta policial eficaz ante este fenómeno, garantizar la seguridad en entornos de riesgo y reducir las victimizaciones". Para ello, trabajarán desde cinco ejes estratégicos: la prevención, el atestado policial, la atención y el seguimiento a las víctimas, la investigación y la formación de los agentes implicados.

Así, en cuanto a la prevención, habrá patrullajes específicos basados en la situación geográfica de los puntos en los que, según los datos policiales, se producen las agresiones sexuales. Se garantizará también la seguridad de los itinerarios desde las zonas de ocio hasta el transporte público, con el doble objetivo de proteger a las personas vulnerables e identificar a posibles agresores.

Además, se establecerán controles en los accesos y salidas de las zonas de ocio para detectar "personas potencialmente autoras" de estos delitos y para intervenir posibles sustancias que puedan utilizarse para cometerlos. Se prevé también la instalación de Oficinas de Atención al Ciudadano móviles en puntos estratégicos.

Sobre los atestados policiales, la policía busca mejorarlos de manera que no haya absoluciones judiciales a agresores por falta de pruebas.  Además, el plan busca también mejorar la atención a las víctimas situándolas "en el centro de toda la acción policial", con atención especializada durante todo el proceso por parte de una agente de su mismo sexo, si así lo requiere, y asistencia psicológica. 

Por otra parte, los Mossos buscan tejer complicidades con todos los actores posibles, independientemente de sus competencias, para que actúen como detectores de potenciales violencias sexuales. Así, además de la formación específica a los agentes, se ofrecerá también a trabajadores del ocio y del transporte.

Campaña "sin consentimiento es violencia"

El plan irá acompañado de una campaña bajo el eslogan "sin consentimiento es violencia", que pretende poner en valor "la idea de que cada persona debe decidir sobre lo que quiere y lo que no estableciendo un único límite, que es el consentimiento".

Campaña 'sin consentimiento es violencia'.
Campaña 'sin consentimiento es violencia'.
Departament d'Interior

"No podemos permitir una sociedad en la que estas cosas pasen con impunidad", ha dicho Elena, y ha añadido que "las mujeres se sienten menos seguras y esta pérdida de libertad se traduce en hacer renuncias: cambiar su vida desde el disfrute del espacio hasta practicar deporte, salir una determinada noche o vestir de una determinada manera, y esto es absolutamente inaceptable".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento