Barcelona seguirá siendo la sede del Mobile World Congress hasta 2030

  • El actual contrato de GSMA con la capital catalana vencía en 2024.
El Mobile World Congress comenzó ayer y finalizará el 3 de marzo.
El Mobile World Congress.
Future

Tras semanas de negociaciones intensas y discretas entre GSMA, la empresa organizadora del Mobile World Congress, y la Generalitat, el Ajuntament de Barcelona, el Ministerio de Economía, Turisme de Barcelona y Fira de Barcelona, la patronal de la telefonía móvil ha anunciado este lunes que el salón más importante del planeta del sector se queda en Barcelona seis años más, del 2024, la última edición confirmada, hasta 2030. 

La noticia supone un espaldarazo para la capital catalana como sede de grandes congresos y como referente tecnológico y ha sido celebrada por todos los actores implicados en esta importante renovación.

El Mobile lleva 17 años en la capital catalana (celebró aquí su primera edición en 2006, la primera fuera de su ubicación anterior en la ciudad francesa de Cannes) y durante 2020 fue uno de los principales eventos internacionales en suspenderse por la irrupción de la pandemia de coronavirus.

Barcelona es un elemento clave para hacer del MWC el evento tecnológico de asistencia obligada del ecosistema móvil" (John Hoffman, director ejecutivo de GSMA)

Este mazazo económico se intentó paliar con una edición veraniega, reducida y muy telemática del evento en 2021, que no pudo contar con muchos congresistas internacionales por las restricciones de movilidad dictadas por la pandemia, sobre todo en Asia, país emisor de un importante porcentaje de visitantes y compañías de telefonía exhibidoras.

Este 2022, el Mobile volvió a la práctica normalidad con una edición que acogió en su ubicación en Fira Gran Via de L’Hospitalet a unos 60.000 congresistas, algo más de la mitad de los 109.000 que batieron récord de asistencia en el último año prepandémico, 2019.

Nos posiciona como referente tecnológico global" (Pere Aragonès, president de la Generalitat)

El impacto económico ascendió a 250 millones de euros, la mitad de los 500 millones recaudados en 2019. Los beneficios acumulados para la economía barcelonesa desde el año 2006, el del primer Mobile en la ciudad, suman unos 5.000 millones de euros, dando cuenta de la importancia estratégica del evento. 

A partir de 2026. el Mobile podría beneficiarse de la ampliación prevista de las instalaciones de Fira de Barcelona. Es un punto añadido para la permanencia del congreso en la ciudad, unido a que otras citas tecnológicas también han decidido afincarse aquí, caso de la feria audiovisual ISE, que abandonó Ámsterdam (Holanda)por la capital catalana, donde celebró su primera edición en mayo. 

La unión y entendimiento mostrado entre GSMA y las instituciones anteriormente mencionadas, que forman el Host City Parties, también ha pesado a la hora de que el consejero delegado de la patronal de la telefonía, John Hoffman, afirmase este lunes con motivo de la prórroga hasta 2030: «Este es un momento emocionante para el ecosistema móvil y el sector tecnológico, y no podría estar más feliz de que Barcelona siga siendo la capital de esa actividad». 

El director general de GSMA, Mats Granryd, ha añadido: «Barcelona está tan entrelazada con la experiencia del MWC que me resulta difícil pensar en una y no en la otra».

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, también ha destacado que se han superado los escollos, tanto por la pandemia como durante las negociaciones, para firmar con el Mobile hasta 2030 gracias a la «unidad» que han mostrado las administraciones y GSMA.

El president de la Generalitat, Pere Aragonès, ha calificado de «gran noticia» la prórroga de la feria. Y el vicepresident, Jordi Puigneró, ha celebrado que, con este anuncio, «Cataluña y la ciudad de Barcelona se consolida como capital mundial del móvil». 

«No tengo ningún tipo de duda de que la permanencia del Mobile en Barcelona será por muchos años», ha declarado el director de Fira de Barcelona, Pau Relat. También se ha expresado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que ha hablado de «fantástica noticia con la que Barcelona se afianza como capital de la innovación en el ecosistema de la movilidad y las telecomunicaciones».

En el año 2011, cuando el Mobile ya llevaba cinco ediciones celebradas en Barcelona, todas las partes decidieron ampliar la relación de Barcelona con el evento tecnológico hasta el año 2018. Posteriormente, se firmó una segunda prórroga hasta el próximo año 2023 que, tras la anulación de la edición de 2020 por la pandemia de coronavirus se alargó un año, dando de margen al contrato hasta de aquí a dos años, en 2024. Con el anuncio de ayer, el salón se queda en Catalunya seis años más.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento