Novedades para los denunciantes de las tarjetas revolving: ¿es usura o no lo que cobran los bancos?

Estos son los bancos que cobran más del 20% de intereses en tarjetas revolving.
Estos son los bancos que cobran más del 20% de intereses en tarjetas revolving.
LA INFORMACIÓN
Estos son los bancos que cobran más del 20% de intereses en tarjetas revolving.

La polémica en torno a las famosas tarjetas revolving continúa tras numerosas demandas judiciales y resoluciones contradictorias en torno a sus precios. Se trata de un producto financiero que comercializan los bancos como si fuera una tarjeta de crédito que aplaza el pago en cuotas mensuales. Sin embargo, las organizaciones y asociaciones de consumidores critican que este tipo de producto es demasiado abusivo por sus intereses. 

"Las tarjetas revolving suponen una verdadera trampa para el consumidor, al que se le ofrece como un producto fácil con el que pagar sus compras en pequeñas cuotas, pero sin que la deuda se liquide finalmente, llegando en muchas ocasiones a abonar mucho más del doble de la cantidad de la que se dispuso inicialmente", advertían desde la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (ADICAE) en un comunicado

Asimismo, otra de las controversias de estas tarjetas es la falta de transparencia durante su comercialización. Sin embargo, en el año 2020, el Tribunal Supremo anuló todos los contratos de las tarjetas revolving que aplicaban tipos de interés superiores al precio normal del dinero, y los calificó de "usurarios".

Qué es la usura

¿Qué quiere decir que los tipos de interés sean usuarios? Se refiere a cuando se estipula un interés mucho más superior al normal y desproporcionado con las circunstancias. En este sentido, como detallan desde Banqmi, el comparador financiero de iAhorro, desde el año 2015 el Tribunal Supremo ha emitido tres sentencias para tratar de determinar qué tipo de interés de una tarjeta revolving puede ser declarado usurario y cuál no. 

Un nuevo auto emitido este 4 de mayo de 2022 confirma que el precio de una tarjeta revolving contratada en 2006 con una TAE del 24,5% no es usurario. "Con esta sentencia, viene a aclarar la confusión generada con la sentencia de marzo de 2020 y que dio pie a numerosas demandas judiciales y resoluciones contradictorias en torno a los precios de las tarjetas revolving", señalan.

De esta manera, el Supremo reitera que no se puede tomar como referencia el precio del crédito al consumo y destaca la importancia de valorar los precios más habituales empleados por las principales entidades bancarias que operan en el mercado de las tarjetas revolving a la hora de determinar cuál es el 'precio normal del dinero' para este producto.

Por tanto, el Supremo ha dado por válido este caso de la Audiencia Provincial de Albacete y ha subrayado que "era habitual que las tarjetas revolving contratadas con grandes entidades bancarias superasen el 23%, 24%, 25% y hasta el 26% anual" en la fecha en la que se contrató.

Cuál será entonces el 'precio normal del dinero'

Los juzgados han basado sus sentencias en un abanico dispar de referencias de precios publicadas por el Banco de España para determinar cuál sería este precio. Sin embargo, el problema radica en que el Banco de España no publica referencias de precios específicas de las tarjetas revolving previas a 2010.

Desde este año, multitud de tribunales han basado las sentencias en las tablas que determina el Banco de España sobre los tipos de interés (TEDR). "Estos tipos de interés no están destinados a conocer los precios reales de mercado, sino que se publican para fines relacionados con la política monetaria", añaden.

Un hecho que sucedía porque en España no hay ningún organismo que calcule la media ponderada de la tasa anual equivalente (TAE) de las tarjetas revolving que ofrecen los bancos, "que sería lo que habría que mirar para determinar si es o no usura lo que cobran los bancos".

¿Qué supone esta nueva sentencia?

"El TEDR refleja unos tipos más bajos de los que realmente paga el cliente al contratar una tarjeta revolving, porque no se contabilizan las comisiones de contratación y/o de emisión que conllevan y que elevan de forma muy importante la TAE, que sería el valor que habría que mirar para poder poner el límite", subraya Antonio Gallardo, experto de Banqmi, el comparador financiero de iAhorro.

De tal manera que con esta nueva sentencia, el Tribunal Supremo viene a decir que "las partes tendrán que probar cuáles eran las TAE habituales que las entidades bancarias asociaban a sus productos revolving para saber cuáles eran esos precios de mercado en el momento de la contratación de la tarjeta y así poder determinar si podría ser usurario o no", añade el experto. 

Esta sentencia ha generado una gran disparidad con respecto a si la nueva sentencia puede o no poner límites a las posibilidades de ganar un juicio por una tarjeta revolving. Fuentes del sector afirman que sigue siendo igual de viable porque este fallo no supone una "rectificación de la doctrina jurisprudencial citada":

No obstante, otras fuentes explican que con esta nueva decisión es posible que "se termine con la litigiosidad en torno al producto revolving y se cambie el sentido de las sentencias pendientes". "Si el cliente denuncia al banco y contrata un abogado, entre los trámites que se tienen que realizar en un inicio y la espera de juicio puede pasar más de un año", concluyen.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento