Kim Kardashian se compra otra mansión al lado de la de Kanye West

Kim Kardashian.
La empresaria Kim Kardashian.
GTRES

Ha sido en Italia, donde ha estado este fin de semana para celebrar la (tercera y definitiva) boda de su hermana Kourtney, el lugar en el que Kim Kardashian ha recibido la noticia: la mansión por la que estaba pujando ya es suya. Lo curioso es que, precisamente gracias a esta compra, ahora la celebrity es vecina de su exmarido, Kanye West.

La propiedad está en su propio barrio de Los Angeles, en el exclusivo complejo de Hidden Hills. La empresaria se ha gastado 6,3 millones de dólares (unos 5,93 millones de euros) en una parcela de cerca de 400 metros cuadrados que estaba justo entre su casa y la que el rapero compró hace unos meses, durante el proceso de divorcio, para estar cerca de sus hijos: North, Saint, Chicago y Psalm, de 8, 6, 4 y 3 años, respectivamente.

Aunque algunos medios especulan que podría tratarse de una adquisición estratégica, de manera que la volverá a poner en venta tras unas reformas para sacarle ganancias, otros afirman que les podría servir a Kim y a su pareja, Pete Davidson, como nido de amor. Por último, otra idea que está en alza es que Kim quiere ampliar la casa donde vive ahora mismo, la cual construyó a medida, pensando en la intimidad de sus hijos a medida que vayan creciendo.

Por lo tanto, habría visto una increíble oportunidad de mercado: las imágenes con las que se publicitaba en inmobiliarias de lujo mostraban un interior anticuado, lejos del modernismo que se puede apreciar en la casa actual de la influencer. Algo por otra parte lógico si se tiene en cuenta que es una construcción de 1975.

Se trata de una casa de estilo recargado, con cuatro dormitorios y tres cuartos de baño, y en casi todas las estancias algo visiblemente dorado, ya sea la barandilla de la escalera o, en el comedor, las cortinas, contrastando con unos suelos de madera oscura.

Aún así, el New York Post informa de que Kimberly ha pagado 800.000 dólares más del precio de venta para asegurarse la puja y no ser superada por alguien desconocido que se convertiría inmediatamente en el vecino que separa a Kanye West de su exmujer. Este medio, además, especula con la posibilidad de que Kim Kardashian ya tenga en mente derribar por completo la mansión y construir otra desde cero y, nuevamente, a medida.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento