La guerra fría de las divisas: ¿cómo afectan a las finanzas mundiales y de qué manera sacar provecho a la fortaleza del dólar?

Dólares estadounidenses.
Dólares estadounidenses.
GTRES

¿La guerra de Ucrania tendrá como consecuencia un nuevo orden mundial? La invasión rusa es un movimiento estratégico más de Vladímir Putin por reformular los equilibrios de poder globales. El presidente ruso, junto con su homólogo chino Xi Jinping, pretenden acabar con la situación de hegemonía occidental establecida tras el fin de la Guerra Fría y buscan instaurar un nuevo orden mundial.

Las divisas tienen un papel fundamental en la geopolítica mundial. La lucha en este conflicto bélico también se libra en materia monetaria. Un ejemplo de esta batalla soterrada fue la decisión de Rusia a finales de abril de cortar el grifo del gas a Polonia y Bulgaria. Ambos países se habían negado a pagar en rublos, una condición impuesta por el Gobierno ruso.

Rusia pretendía con esta obligación combatir las sanciones económicas de los países occidentales por la guerra de Ucrania y, sobre todo, proteger su divisa. El rublo es la moneda oficial de Rusia y su valor se había desplomado tras el inicio de la invasión. Cuantas más compras se realicen utilizando esta moneda, más aumenta su valor a nivel global.

Ante este escenario, resulta relevante ver los movimientos que están protagonizando las principales divisas en el mundo. ¿Está en juego la hegemonía del dólar? Si se toma el mercado de divisas como indicador, parece que el cambio de orden mundial tendrá que esperar.

El dólar estadounidense está viviendo un año 2022 extraordinario, convirtiéndose en uno de los activos refugio que mejor está funcionando. El billete verde se encuentra en máximos de los últimos 20 años. La otra cara de la moneda (nunca mejor dicho) es para el euro, que sufre una depreciación en los últimos meses. En concreto, la divisa europea ha caído más de un 8% frente al dólar en los cinco primeros meses del año. El euro se situó por debajo de 1,05 dólares, un mínimo de cinco años. La paridad entre el euro y el dólar está un poco más cerca.

¿Por qué está subiendo el dólar? No hay una única razón que explique este fenómeno. Uno de los principales motivos es el incremento de los tipos de interés realizado por la Reserva Federal de Estados Unidos para controlar la inflación. El tipo de interés (o tasa de interés) es el precio que se paga por utilizar una cantidad de dinero determinada durante un periodo de tiempo. Por eso, se suele decir que el tipo de interés es el precio del dinero.

La guerra de Ucrania disparó los precios de la energía y consolidó la alta inflación, cuando la mayoría de los expertos esperaba que se fuera reduciendo a lo largo del año. Con el objetivo de frenar la escalada de los precios, la Reserva Federal elevó los tipos de interés por primera vez desde 2018. En concreto, la autoridad monetaria incrementó las tasas de interés en 25 puntos básicos a mediados de marzo y en otros 50 puntos básicos a inicios de mayo, hasta situarlos en un rango entre el 0,75% y el 1%. No será la última vez que ocurra, ya que el presidente Jerome Powell ha anunciado varias subidas de tipos en 2022.

La decisión de la Reserva Federal de eliminar los paquetes de estímulo a la economía estadounidense y subir las tasas de interés ha fortalecido el dólar frente a otras monedas. Al otro lado del océano Atlántico, el Banco Central Europeo ha anunciado la retirada progresiva de compras de activos, que terminará en julio. Además, Christine Lagarde confirmó este miércoles la intención de realizar una primera subida de tipos en julio. Sin embargo, las perspectivas económicas de la UE empiezan a deteriorarse por el impacto de la guerra de Ucrania y por la excesiva dependencia energética de Rusia.

Otra razón de la subida del billete verde es que los inversores se han lanzado a la compra de dólares en búsqueda de refugio, debido a la gran volatilidad de los mercados financieros. Muchos ahorradores consideran el dólar como el activo más seguro en tiempos de incertidumbre, mientras que las Bolsas y los bonos caen.

Además del euro y el rublo, la moneda china y la japonesa (yen) también se han visto notablemente afectadas a raíz de la guerra. El yuan chino se ha devaluado más de un 4% en los últimos tres meses. Una caída que ha coincidido con un momento complicado para el gigante asiático, afectado por la mayor oleada de contagios de Covid-19.

Los países emergentes también están siendo víctimas colaterales de la guerra de divisas. La fortaleza del dólar ha creado problemas en los mercados emergentes, especialmente en aquellos países con elevados niveles de deuda pública denominada en dólares.

¿Cómo sacar provecho a la fortaleza del dólar? Finect cuenta con un escaparate de productos financieros para invertir en Estados Unidos. Los usuarios pueden encontrar allí diferentes fondos de inversión, compararlos y escoger aquel que más se adapte a sus necesidades.

Las criptomonedas sufren

Las criptodivisas fueron vistas por algunos analistas como un posible activo refugio tras el estallido de la guerra, en sustitución del oro. Sin embargo, la subida de tipos de interés ha dado al traste con estas visiones optimistas. A juzgar por el comportamiento de las criptodivisas en los últimos meses, tienen una correlación muy grande con la renta variable, especialmente con los valores tecnológicos, en momentos de incertidumbre.

El mercado de las criptodivisas ha sufrido recientemente un gran varapalo. La moneda digital estable (stablecoin) TerraUST —a la que estaba ligada la criptomoneda Luna— ha perdido la paridad con el dólar estadounidense. Como consecuencia, el precio de Luna se ha desplomado un 99% y ha arrastrado consigo a otras criptodivisas, ya que muchos inversores han perdido la confianza sobre estos activos digitales.

Incluso el Bitcoin se ha visto contagiado de esta pérdida de confianza por parte de los inversores. La criptomoneda más popular ha perdido la mitad de su valor en seis meses. El precio ha pasado de los 68.991 dólares en noviembre (máximo histórico) a situarse en torno a los 30.000 dólares en la actualidad. Muchos inversores minoristas han salido escaldados con esta fuerte corrección de las divisas digitales.

Conoce tu perfil inversor

Mostrar comentarios

Códigos Descuento