La curiosa historia de la viruela del mono... y de cómo saltó a los humanos en 1970 a través de un niño de tan solo nueve años

Un caso de infección de viruela del mono en una niña en Liberia, en una imagen de archivo.
Un caso de infección de viruela del mono en una niña en Liberia, en imagen de archivo.
USA CDC

La viruela del mono ha puesto en alerta a las autoridades sanitarias a nivel mundial. Ya son varios los países occidentales, entre ellos España, que han confirmado casos de esta enfermedad zoonótica poco frecuente en humanos y endémica en África occidental y central.

Este virus es "poco frecuente" en humanos y "no se considera particularmente contagioso entre personas. En general, la transmisión de persona a persona es limitada", indican desde el Ministerio de Sanidad. Pero, ¿qué es, cómo surgió y cómo de letal es el virus de la viruela del mono?

Qué es la viruela del mono

La ciencia llama enfermedades zoonóticas a aquellas que pueden pasar de animales a humanos. La viruela del mono es, pues, una enfermedad emergente de carácter zoonótico.

Se descubrió en 1958, en colonias de monos usados con fines de investigación

La causa un virus del mismo nombre (virus de la viruela del mono) que pertenece al género Orthopoxvirus, el mismo que la viruela, la vaccinia. Tiene una estructura relacionada con la del virus de la viruela y causa una enfermedad similar, pero en general más leve.

Se descubrió en 1958, cuando se dieron dos brotes de una enfermedad similar a la viruela en colonias de monos usados con fines de investigación. Es por eso que se llama viruela del mono o del simio.

Del Congo a Nigeria

En 1970 se identificó el primero caso en humanos en una aldea de la República Democrática del Congo. El infectado era un niño de 9 años, que fue hospitalizado al sospecharse que había contraído viruela. Se analizó una muestra del niño y se descubrió que lo que le afectaba era el virus de la viruela del mono.

El niño era el único de la familia que no había sido vacunado contra la viruela humana

Cuando, siguiendo la pista del virus, los investigadores preguntaron a la familia del pequeño descubrieron dos cosas: que a veces comían carne de mono (para ellos un manjar) y que el niño era el único de la familia que no había sido vacunado contra la viruela humana.

Desde entonces se han detectado casos de manera esporádica en países del centro y el este de África, la mayoría de ellos en la República Democrática del Congo. Desde 2016, también se han confirmado casos en Sierra Leona, Liberia, República Centroafricana, República del Congo y Nigeria.

Este último país ha vivido el brote reciente más grande. El Centro para el Control de Enfermedades de Nigeria (NCDC) dijo que, entre 2017 y 2022, el país registró 558 casos de viruela del mono y ocho muertes.

Se cree que el reciente aumento en la incidencia se debe al cese de la vacunación contra la viruela

Según Merck Sharp & Dohme (MSD), una de las mayores empresas farmacéuticas del mundo, el reciente aumento en la incidencia puede deberse al cese de la vacunación contra la viruela en 1980. Así, las personas que han recibido la vacuna contra la viruela tienen un riesgo reducido de sufrir la viruela del mono. MSD también cita la invasión de los hábitats de los animales portadores del virus como causa del aumento de casos.

Letalidad del virus del mono

Hasta ahora, la viruela del mono también se había presentado, de manera ocasional, fuera de África. Se habían dado casos en Estados Unidos, Israel o Reino Unido, pero siempre de carácter importado.

Según Brenda L. Tesini, de la Escuela de Medicina de la Universidad de Rochester, "es probable que la viruela del mono se transmita de los animales a través de líquidos corporales, incluidas las gotas salivales o respiratorias o el contacto con el exudado de la herida". Escribe Tesini que la transmisión entre seres humanos "ocurre de manera ineficaz", principalmente a través de grandes gotas respiratorias durante el contacto cara a cara prolongado.

Existen dos cepas conocidas del virus de la viruela del mono: el de la Cuenca del Congo y el de África Occidental. La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que la tasa de letalidad de la cepa de la Cuenca del Congo está en torno al 1%. Más peligrosa es la cepa del África Occidental, que puede alcanzar una tasa de letalidad del 10%.

En 2021, EE UU aprobó una vacuna contra la viruela del mono, pero aún no ha sido aprobada en Europa

La viruela del mono suele cursar como una enfermedad autolimitante y la mayoría de las personas que la padecen alcanzan una recuperación completa, cuenta Carlos Chaccour, investigador del ISGlobal. "Los niños y las personas inmunocomprometidas son más vulnerables que las personas adultas con el sistema inmunitario sano", explica el también director científico del proyecto Bohemia contra la malaria.

La vacuna de la viruela protege

En 2021, en Estados Unidos, la FDA (la agencia del Gobierno sobre Alimentos y Medicamentos) aprobó la vacuna JYNNEOS contra la viruela y la viruela del mono. Sin embargo, esa vacuna todavía no ha sido aprobada en Europa.

La vacuna de la viruela ofrece una protección de hasta el 85% frente a la viruela del mono

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EE UU (CDC) calculan la vacuna de la viruela ofrece una protección de hasta el 85% frente a la viruela del mono. Ésta permite reducir tanto la transmisión como la severidad.

Según Chaccour, a medida que la viruela se fue eliminando hasta alcanzar su erradicación, la vacunación contra la misma se fue deteniendo de manera progresiva (en España, en 1980). Por lo tanto, comenta, "es posible que el porcentaje de la población adulta que ya recibió la vacuna de la viruela en su día goce también de cierto nivel de protección frente a la viruela del mono".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento