Cómo evitar la okupación de tu segunda residencia

El rápido crecimiento de la población de Roma obligó a buscar soluciones para el problema de la vivienda. Y así se desarrollaron las ínsulas, edificios de apartamentos de varios pisos para albergar a la clase baja y a la media.
Apartamentos vacacionales.
Pixabay/Pexels

La okupación es un problema de vivienda que ha aumentado considerablemente en los últimos tiempos. De hecho, solo durante el año 2020, con la crisis sanitaria, se registraron más de 3.400 procesos de desahucio por okupación, como recoge el portal inmobiliario Oi Realtor.

Aunque las viviendas habituales son también objetivo de los okupas, lo cierto es que es mucho más sencillo que se llegue a ocupar una segunda residencia, como aquellas que únicamente se utilizan durante ciertas épocas del año para las vacaciones, ya que permanecen mucho tiempo deshabitadas.

Es precisamente por todo ese tiempo que la vivienda permanece vacía por lo que se aumenta el riesgo de que se produzca una ocupación ilegal. Esto hace fundamental tomar nota de una serie de consejos y recomendaciones para evitar sufrir una okupación. 

Consejos para evitar la okupación

Para evitar que se produzca una okupación, tanto el mencionado portal inmobiliario, Oi Realtor, como el portal de alquileres vacacionales HomeToGo, dan una serie de de recomendaciones: 

  • Alquilar la vivienda: esta es una de las soluciones para que la casa no quede vacía y, de este modo, los okupas no se hagan con ella.
  • Que no parezca que está vacía: en caso de que no se pueda alquilar y la casa quede vacía, lo mejor es hacer que no lo parezca. Por ejemplo, que alguien recoja las cartas del buzón o suba y baje las persianas de la casa.
  • Instalar una puerta especial: existen puertas de alta resistencia que cuentan con un sistema que es prácticamente imposible de violar si no se dispone de la llave. 
  • Instalar una alarma: las mejores son las que disponen de video-vigilancia para controlar si alguien accede al interior.
  • Conserje o seguridad: es importante que el edificio o complejo tenga servicio de seguridad o conserjería, ya que ellos y los vecinos pueden avisar en caso de que se produzcan movimientos extraños.
  • Amueblar el hogar: se trata de una cuestión legal, ya que si la vivienda okupada tiene enseres y artículos de uso y disfrute personal, en caso de denuncia, el juez lo considerará allanamiento, y no ocupación. 
  • Evitar las redes sociales: es recomendable no publicar en las redes sociales dónde te encuentras a cada momento. 
  • No colgar carteles: los carteles de 'se alquila' o 'se vende' son una señal para los okupas de que la casa está vacía. 
Mostrar comentarios

Códigos Descuento