Omar Anguita  Diputado y portavoz Socialista de Infancia y Juventud

Becas para colegios privados, recortes para los usuarios del Metro

El escenario 2 de protocolo de contaminación en Madrid también se ha dejado sentir en el Metro con una mayor afluencia de viajeros.
Imagen de archivo del Metro de Madrid.
JORGE PARÍS

Hace un par de semanas, Ayuso comentó que si no bajaban los impuestos, las empresas buscaran otros territorios. De esta afirmación se pueden sacar diferentes conclusiones, pero hay un par de ellas que me gustaría compartir con todos ustedes.

La primera es que queda claro que, para Ayuso, lo importante no son los trabajadores. Porque perfectamente podría haber defendido una rebaja fiscal a las empresas si con ello se mejoraban las condiciones laborales y salariales de sus trabajadores. Pero es Ayuso. Su defensa del trabajador está a la misma altura que su conocimiento de la historia, como bien quedó reflejado en su intervención el pasado 2 de mayo, donde nos hizo volver a pasar un ridículo histórico.

Por otro lado, Ayuso vuelve a insistir en el mantra de la bajada de impuestos como mejor propuesta para la economía familiar de los y las madrileñas. El mismo partido que durante la crisis de los años 2012-2016 nos subió casi 50 tipos diferentes de impuestos, nos urge ahora a los socialistas que bajemos los mismos impuestos que ellos inflaron durante sus etapas de Gobierno. Hasta el impuesto de "los chuches" que decía M. Rajoy. Todos, subieron prácticamente todos. Hasta se inventaron algunos surrealistas como el famoso impuesto al sol.

Es lícito defender un sistema de cero impuestos a cambio de cero servicios públicos. Pero decir que se pueden bajar los impuestos, sin que los servicios públicos se vean afectados, es engañar. El ejemplo práctico lo hemos tenido esta semana con el anuncio del recorte de un diez por ciento de los trenes de Metro. Es curioso que la primera excusa del Gobierno regional sea el coste de la luz. Sí, los mismos del impuesto al sol, nos dicen que la luz está cara ahora. Los mismos de las comisiones millonarias a sus amigos y familiares, los mismos.

Madrid necesita dejar de financiar a las familias pudientes 

Madrid no necesita bajar los impuestos para ser una región competitiva. Madrid necesita dejar de financiar a las familias pudientes para llevar a sus hijos a los colegios privados e invertir ese dinero en los servicios públicos, que utilizan la mayoría de madrileños y madrileñas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento