Así es el modelo de contrato de arrendamiento según la normativa este 2022

Los propietarios de una vivienda en alquiler deberán comunicar al inquilino con cuatro meses de antelación, y no con 30 días como estaban acostumbrados, la no renovación del contrato a su finalización tras 5 o 7 años de alquiler. Esta medida está en vigor en todos los contratos de alquiler firmados a partir del 6 de marzo de 2019, según advierte el director general de la Agencia Negociadora del Alquiler (ANA), José Ramón Zurdo. Si el propietario no hace la comunicación en ese período, corre el riesgo de que el arrendamiento lo pueda prorrogar el inquilino hasta 3 años, según recoge el Real Decreto Ley 7/2019 de medidas urgentes en materia de vivienda y alquiler.
Imagen de una casa en alquiler.
ARCHIVO

El contrato en un acuerdo de alquiler es el documento fundamental de la transacción, ya que es de vital importancia a efectos legales. El portal Idealista recoge cuáles son sus características en base a la normativa legal de este año 2022.

El contrato de alquiler de vivienda habitual está diseñado para reflejar el arrendamiento de viviendas de uso permanente, aquellas casas en las que el arrendatario o inquilino vivirá de forma ininterrumpida y durante un largo periodo de tiempo.

Los contratos de alquiler de vivienda habitual tienen una duración de hasta cinco años (o siete si se trata de una persona jurídica), prorrogables hasta tres años más si ninguna de las partes cumple los plazos estipulados de preaviso.

Si el propietario quiere finalizar el acuerdo antes de lo estipulado en el contrato, debe comunicar al inquilino su intención de finalizar el contrato con al menos cuatro meses de antelación. Al contrario, si es el inquilino el que quiere irse, debe avisar con dos meses de antelación.

En el contrato de arrendamiento debe estar estipulado si la vivienda viene con muebles y otros equipamientos, como electrodomésticos o televisión. Idealista recomienda al propietario que haga un inventario del mobiliario y bienes de la casa, e incluso hacer fotos.

En resumen, el contrato debe incluir nombre, apellidos, DNI y datos de contacto de ambas partes; información sobre la vivienda en alquiler (dirección, nombre del titular, referencia catastral; tipo de contrato de alquiler: vacacional, vivienda habitual, habitaciones, opción a compra, etc; cuándo entra en vigor; cláusulas: duración, precio, forma de pago, inventario, fianza; tiempo mínimo del alquiler y plazo de preaviso para rescindirlo; pago de suministros y fecha y firma del contrato y lugar donde se ha celebrado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento