Interior se desvincula del espionaje a políticos catalanes e insiste en que "nunca" ha contratado el programa Pegasus

Marlaska garantiza la seguridad en Madrid con la posible llegada de hooligans ingleses
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en una imagen de archivo.
Europa Press

El Ministerio del Interior se ha desvinculado del espionaje a políticos catalanes que ha destapado este lunes el diario The New Yorker a partir de datos de una investigación de la organización Citizen Lab, un grupo de expertos en ciberseguridad de la Universidad de Toronto.  

Fuentes del departamento de Fernando Grande-Marlaska insisten a la agencia ACN que "ni el Ministerio, ni la Policía Nacional, ni la Guardia Civil han tenido nunca ninguna relación con la empresa NSO y, por lo tanto, nunca han contratado ninguno de sus servicios". 

El Ministerio del Interior ya negó tener ninguna vinculación con la empresa israelí creadora del software Pegasus cuando el 2020 se destapó el espionaje al expresidente del Parlamento Roger Torrent.

Las mismas fuentes "recuerdan" que ni Interior ni las fuerzas de seguridad españolas han contratado NSO. CitizenLab, en su investigación, sugiere que hay evidencias que indican un "fuerte nexo" del espionaje con "una o más entidades del gobierno español".

CitzenLab cita al Centro Nacional de Inteligencia (CNI) -adscrito al Ministerio de Defensa- como cliente de NSO y al Ministerio de Interior como poseedor de "capacidades similares". "Consideramos improbable que un cliente de Pegasus no español haga una operación tan extensiva en España", dice la organización.

Según la investigación, unos sesenta políticos, abogados y activistas de Cataluña fueron infectados por el programa. Entre ellos, el actual presidente de la Generalitat, Pere Aragonès.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento