El Gobierno dice que Bruselas da por cumplido el compromiso de Sánchez: "La factura de la luz fue similar en 2018 y en 2021"

Los precios de la luz siguen en máximos históricos.
Los precios de la luz siguen en máximos históricos.
Getty Images/iStockphoto

"La factura final de las familias españolas fue similar en 2021 y en 2018, descontando la inflación". Es el mensaje distribuido este martes por el Gobierno, que asegura que Eurostat, la Oficina Europea de Estadística, ha dado por cumplido el compromiso que lanzó el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, el pasado mes de septiembre en el que aseguró que, cuando finalizase 2021, los españoles habrían pagado lo mismo por la luz que en su primer año de legislatura.

Tal y como asegura Moncloa, los datos de Eurostat reflejan que los precios abonados por "los consumidores domésticos medios" con un consumo anual entre 2.500 kWh y 5.000 kWh, "incluyendo todos los impuestos", fueron de 0,243 €/kWh en 2018 y de 0,257 kWh en 2021. Esto supondría que el precio de la luz el año pasado fue ligeramente superior. 

No obstante, el Ejecutivo matiza que "aplicando incremento de la inflación entre diciembre de 2018 y diciembre de 2021" -un 6,8%-, el "precio ajustado por la inflación" en 2018 fue de 0,2595 €/kWh, "superior al citado precio de 2021, de 0,257 €/kWh", al que no le suma la inflación.

Sánchez adquirió dicho compromiso el pasado mes de septiembre, cuando los precios de la energía comenzaron a subir, como el malestar de la ciudadanía. "Estamos trabajando con un plan para llegar a un compromiso concreto, y es que al final de 2021 los españoles echen la vista atrás y vean que han pagado en la factura de la luz una cuantía similar y semejante a la que pagaron en 2018. Ese es el objetivo y el compromiso: que todos los ciudadanos con un consumo medio al final de 2021 paguen una cuantía semejante y similar a la que pagaron en 2018, lógicamente con el IPC descontado", afirmó Sánchez en una entrevista en El País.

La promesa fue polémica. De hecho, ya en noviembre, algunos organismos alertaron de que iba a ser "difícil" que se cumpliese. Fue el caso de Fedea, que señaló a finales de noviembre que el presidente iba a tener "extremadamente difícil" cumplirlo. "Es muy difícil, extremadamente difícil. No voy a poner la palabra imposible, porque simplemente es una cuestión de aritmética", sostuvo entonces Diego Rodríguez, experto en regulación de la electricidad en España e investigador sobre esta materia en la Fundación de Estudios de Economía Aplicada. 

Señaló, además, que la factura de la luz total que pagarían los españoles ese año superaría en torno a 100 ó 200 euros el precio de hace tres años. Asimismo, Rodríguez ya aventuró que la ambigüedad de la promesa podría dar el margen suficiente para que fuera cumplida. Y es que Sánchez habló de que todos los ciudadanos "con un consumo medio" pagarían "una cuantía similar y semejante a la que pagaron en 2018" descontado el IPC.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento