El inquilino del caso ariete pide 4 años de cárcel a los policías de "la patada en la puerta" por allanamiento y daños

Momento en el que la Policía Nacional consiguió entrar en la vivienda de la periodista.
Imagen de archivo
Telecinco

El inquilino del piso de la madrileña calle Lagasca al que seis policías accedieron con un ariete el 21 de marzo de 2021 ha solicitado para ellos una condena de cuatro años de prisión por un delito de allanamiento de morada y otro de daños en el conocido como caso de "la patada en la puerta".

En un escrito dirigido al juzgado de instrucción número 28 de Madrid, al que ha tenido acceso Efe, la acusación particular solicita la apertura de juicio oral contra los agentes y, además de la pena de prisión, pide casi 7.000 euros por los daños ocasionados en la vivienda así como los daños morales que estima le causó la actuación.

También reclama inhabilitación absoluta durante seis años y, subsidiariamente a las condenas a cárcel, una multa de 5.400 euros.

Lo hace poco después de que la Audiencia de Madrid ordenase al magistrado que investigó el caso que siguiese el procedimiento para juzgar mediante un tribunal del jurado a los seis policías que participaron en esta intervención y no sólo al jefe de grupo, como decidió el juez en un principio y quería la Fiscalía.

La decisión del juez se fundamentó en que esos cinco agentes únicamente siguieron órdenes, si bien la Audiencia, en atención a un recurso de la acusación particular suscrito por el abogado Juan Gonzalo Ospina, del despacho Ospina Abogados, y al que se opuso la Fiscalía, entendió que la eximente de obrar en cumplimiento de un deber (de una orden) es algo que deberá analizarse en el juicio.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento