Mamen Mendizábal, sobre 'Encuentros inesperados': "Esperanza Aguirre y La Mala se han pedido el teléfono"

Mamen Mendizábal, en una imagen promocional de 'Encuentros Inesperados'.
Mamen Mendizábal, en una imagen promocional de 'Encuentros Inesperados'.
Roberto Sastre

El nuevo programa de Mamen Mendizábal se llama Encuentros inesperados (La Sexta, jueves, 22.30 h) un espacio en el que se convoca a cuatro personas conocidas de muy diferentes ámbitos para debatir sobre temas sobre los que normalmente nunca se pronunciarían, a la par que se abren y revelan facetas, episodios y anécdotas personales.

Entre ellos,# los de la primera emisión, la que reunirá a Mario Vaquerizo, Alberto San Juan, Oriol Junqueras y Ana Iris Simón para hablar de la fe católica y la Iglesia. Más adelante, Esperanza Aguirre, La Mala Rodríguez, Maikel Delacalle, José Bono, Santiago Cañizares, Marc Giró, Toni Cantó, James Rhodes, Mariló Montero, Josep Pedrerol o Manuela Carmena debatirán sobre las mujeres, las mascotas o las nuevas masculinidades, entre otros temas.

Hablamos con la periodista y presentadora sobre este nuevo formato creado por Producciones del Barrio, la productora de Jordi Évole

¿Cómo le planteában el programa a los invitados, les avanzaban de qué iba? Les hemos avanzado la mayoría de las veces los nombres del resto de invitados cuando nos los han preguntado, porque lo que queríamos es que no se conocieran, que el encuentro fuera de verdad inesperado, no con amigos o conocidos.

¿Les ha costado decir que sí? Ha habido gente que ni quiere hablar ni hablará nunca de sus emociones, ni de cosas profundas ni de los cambios sociales, pero sí hay mucha gente que quiere hablar y generar otros diálogos y otras conversaciones en la televisión.

¿Hacía falta ese lugar de diálogo? Es necesario este espacio donde te puedas desahogar y donde puedas encontrar puntos en común con la gente más diversa. Pensamos peor de nosotros mismos de lo que luego somos, porque jugamos todos más a favor. Me ha sorprendido la acogida de la gente a la que hemos llamado. Muchísima más me ha dicho que sí que que no.

Han sacado a la gente de sus monotemas… Eso es muy importante. Estás acostumbrado a que los políticos vendan a venderte su proyecto y lo concreto de su proyecto y no se salen de ahí. Pero aquí los políticos no vienen a hablar de política, hablan de otros asuntos para los que les hemos convocado. Si te lo espera, no está en Encuentros Inesperados.

¿Hay que salir de la zona de confort? Salir de la zona de confort es muy atractivo en general, porque te descubres a ti mismo incluso cambiando de opinión, que es algo muy sano.

Cambiar de opinión y decirlo es algo muy infrecuente en España, ¿no? No sólo en España. Las certezas tienen mucho más peso que nuestras incoherencias o nuestros dilemas, pero es en los dilemas nos la jugamos, es en los que tenemos que ser flexibles, tolerantes, estar dispuestos de sumar la vida de los otros en lugar de restar. Este programa va de sumar experiencias, personas, encuentros… ya hay mucha gente dedicándose a lo contrario.

¿Se le han caído muchos prejuicios sobre las personas que han aparecido en el programa? Muchos no, pero sí algunas ideas preconcebidas que tienes, sobre qué dirán o en qué actitud vendrán y luego te llevas un baño de realidad que te ponen en tu sitio. La gente que viene lo hace de forma muy generosa, dispuestos a abrirse, así que me han sorprendido casi todos.

¿Qué le han dicho sobre la experiencia? Pues mira, Esperanza Aguirre y La Mala Rodríguez se han pedido el teléfono. Con eso te contesto. En el programa, además de la parte de la mesa y la charla, el teléfono móvil tiene un papel muy importante, como lo tiene en la vida diaria, cuando lo consultamos para mirar un dato, para llamar a alguien que nos saque de dudas… y el programa termina con un chat que hemos creado con todos los invitados y durante los días siguientes siguen aportando cosas, mandan fotos, vídeos… hay chats que duran más que otros, pero por ejemplo, en el de mujeres, que lo grabamos hace tiempo, seguimos mandándonos cosas.

¿Vivimos de espaldas a otras realidades? ¿Hay muchas brechas generacionales, de género o culturales? Sí, hay brechas. Hemos evolucionado como sociedad muy deprisa en los últimos diez años y lo que se entendía como de ley, como lo normal, ha dejado de serlo. Probablemente seguirá siendo lo habitual, lo más numeroso, pero no lo normal, porque lo normal somos todos los que formamos la sociedad. Porque ya no hay una sola manera de entender la familia, la sexualidad, la masculinidad, el feminismo… hay muchas.

Y hay quien se siente atacado por eso... A veces hay la percepción de que los cambios sociales llevan a una parte de la sociedad a defenderse, cuando se sienten excluidos y se ponen a la defensiva. Entenderse, conocer al otro, es la parte fundamental para empezar a quererle. Y los encuentros generacionales, de género… lo que consiguen es que conozcamos mejor a los otros y les queramos y respetemos más…

¿Vivimos en una sociedad muy crispada? Al principio de la pandemia decíamos esas frases de "saldremos mejores" y según fue evolucionando pensamos que cómo se nos ocurrió. Hay momentos valle y momentos de fuego, pero sí, a veces nos alimentamos de crispación, de frustración, de preocupación… así que los programas que permiten un respiro cumplen una labor importante, en eso está el entretenimiento, para poder soñar, escuchar otras cosas o reír.

¿Cómo fue grabar la promoción vestida de Wonder Woman? (Risas) Pues una vergüenza total. Pero es que si te mezclas con Évole sales caliente. Él acababa de grabar la promo de su programa con su doble y parecía que la mía tenía que ser más osada todavía y jugábamos con ideas y con locuras. Y acabamos buscando una forma impactante de decir que volvíamos. Fue un proceso espectacular.

¿Es cómodo el traje? Me dio vergüenza al principio, pero se me quitó pronto. Me decían "no has llevado una falda más corta en tu vida" y yo pensaba "pero si esto no se puede considerar ni una falda" (risas). Me fié de que quedaría bien y se entendería el humor y creo que se consiguió ese objetivo.

¿Qué ha hecho con el traje? Lo tengo en el camerino.

¿Encontrarse con quién sería inesperado para usted? ¿A quién le gustaría encontrarse? Siempre me ha interesado mucho la política y los personajes poliédricos… a Ayuso, me encantaría encontrármela. Me gustaría ver cómo es fuera de su zona de confort, que creo que es la que vemos en público, cómo es en la intimidad, cómo se relaciona con otras personas, si busca el entendimiento…

Mostrar comentarios

Códigos Descuento